Cualquiera puede sufrir un accidente en carretera. Nadie está a salvo de ellos, pero puedes aprender a comportarte del mejor modo posible en estas situaciones para no provocar otro accidente, ayudar a los que lo han sufrido o simplemente, no tener problemas con las compañías aseguradoras.

  • Accidentes con víctimas

Por si no recuerdas lo estudiado al sacar el carné de conducir (nos pasa a todos), lo más importante es seguir el protocolo PEAS: Proteger, Evaluar, Alertar y Socorrer. Es clave, ya que de hacer bien las cosas dependerá que el accidente no empeore y que se salven vidas.
:

  • Lo primero que hay que hacer es protegernos nosotros, a los accidentados y al resto de los usuarios. Para de un modo seguro y  deja tu vehículo donde no estorbe. Sal del coche con el chaleco reflectante, coloca los triángulos de emergencia y quita la llave de contacto de los coches implicados en el accidente.
  • Después hay que evaluar la situación, comprobando si hay víctimas, cuantas y en qué estado están.
  • La tercera fase es alertar a las autoridades llamando al 112 y detallando el lugar del accidente.
  • Por último, hay que intentar socorrer a los implicados. Es bueno hablar con ellos para transmitirles tranquilidad, pero nunca hay que moverlos (podríamos agravar sus lesiones y dejarles en una silla de ruedas para toda la vida), ni darles ningún líquido o alimento. Si están inconscientes, comprueba si respiran o si tienen dificultades para hacerlo. Si hay motoristas implicados, jamás hay que quitarles el caso que lo hagan ellos.

Si tú mismo estás implicado, intenta autoevaluarte y salir del coche lo antes posible para señalizar el accidente y que otros vehículos no se ven implicados. Si has volcado y el coche está dado la vuelta, antes de soltarte el cinturón apoya con fuerza tus brazos en el techo para amortiguar la caída, ya que mucha gente se ha roto el cuello al golpearse la cabeza. Aunque te encuentres bien, una vez la situación esté controlada siéntate y espera a la ayuda médica para que te exploren a fondo: mucha gente fallece media hora después de un accidente por lesiones internas.

  • Accidentes sin víctimas

En la inmensa mayoría de los accidentes no hay víctimas, solamente daños materiales. En este caso lo primero también es aplicar la P (Proteger) del anterior protocolo. Después:

  • Tomar nota de los datos personales del conductor contrario y su vehículo. Y no está de más fijarse si se encuentra bajo los efectos del alcohol o las drogas. En ese caso lo mejor es llamar a la policía para que le hagan pruebas y levante un atestado.
  • Si los dos conductores están de acuerdo en las causas del suceso, hay que rellenar la Declaración Amistosa de Accidente, completando todas sus casillas del modo más detallado posible (es muy importante el dibujo del accidente y las zonas dañadas de cada vehículo. Aquí te enseñamos cómo rellenar bien un parte amistoso.
  • Si los conductores no están de acuerdo, hay que pedir los datos personales y teléfono de los posibles testigos, además de llamar a la policía para que levante un atestado y determine culpabilidades. Y si hubiera que emprender acciones judiciales, en primer lugar debes leer tu póliza para ver si cubre la defensa jurídica o tienes que pagar el abogado de tu bolsillo. Muchos aconsejan abrir un proceso penal además del civil de reclamación de daños, pero esto depende de cada uno.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta