Cada año, la DGT lleva a cabo una campaña en la que ofrece diversas recomendaciones para los conductores, al margen de la imprescindible puesta a punto del coche. Aunque hace relativamente poco ya elaboramos un decálogo para  sobre las precauciones necesarias antes y durante el viaje, y favorecer la seguridad. Destacan las siguientes:

  • Informarse del estado de las carreteras. Hay numerosas webs donde puedes ver el estado de tráfico en tiempo real, para evitar incidencias en ruta, atascos, obras o desvíos. Revisa también el pronóstico del tiempo (www.aemet.es). Planifica de manera adecuada el viaje y evita las horas punta o de mayor circulación.
  • Conducción eficiente. Permite un ahorro de combustible y CO2 de hasta el 15% y aporta mejores niveles de seguridad vial. Implica utilizar marchas largas, usar la primera solo para el inicio de la marcha y arrancar el motor sin pisar el acelerador. ¡Tendrás más dinero para gastar en tu destino!
  • Atención a la velocidad. Debe ser adecuada a las circunstancias y a la vía por la que se circule. Más del 30% de los accidentes tienen relación con la velocidad.
  • Mantener la distancia de seguridad. Sobre todo en caravanas, con lluvia y hielo. Atención a las motos y ciclistas. Son especialmente vulnerables, sobre todo, en las curvas y en las carreteras secundarias.
  • Cero alcohol. No consumir bebidas alcohólicas si se va a conducir.
  • Atención a los desplazamientos cortos. Tomar las mismas precauciones que en los de largo recorrido y, en especial, al llegar al destino, cuando la fatiga es mayor.
  • Cinturón de seguridad. El uso del cinturón es obligatorio, pero no lo olvides. También en los asientos traseros y con especial cuidado cuando se lleven pasajeros menores de edad y sillas para bebés.
  • Descanso al volante. Para cada dos horas o 200 kilómetros y usa ropa cómoda.
  • Ajustar el asiento. El Real Automóvil Club de España (RACE) aconseja acomodar y adaptar el asiento y la altura del volante para reducir calambres y dolores musculares. Lee nuestros consejos sobre cómo sentarse al volante.
  • Conducir durante el día. Es preferible hacerlo durante la mañana o la tarde. Evitar la noche, ya que la conducción nocturna causa fatiga y somnolencia. Si no es posible, lee nuestros cinco trucos para evitar el sueño.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta