Tras la reforma del Código Penal del pasado año, existen una serie de infracciones graves que pueden suponer la pena de cárcel. Según el informe publicado por Linea Directa “Delitos y Criminalidad Vial” un total de 1.200 conductores se encuentran en prisión en nuestro país.

A día de hoy, los delitos relacionados con el tráfico suponen el 35% de los delitos totales cometidos en España. Pero no todos los conductores resultan condenados a prisión ya que el Código Penal establece la posibilidad de que el juez permita evitar entrar en prisión cuando la pena interpuesta sea inferior a dos años. Este caso sólo podrá darse cuando el acusado se encuentre libre de antecedentes penales.

Los delitos de tráfico castigados con la pena de cárcel son:

Conducción temeraria

Bajo este delito se engloban la conducción a altas velocidades o con tasa de alcohol consideradas como delito, así como la conducción con desprecio manifiesto a la vida de los demás. En el primero de los casos, la pena va desde los 6 meses hasta los dos años, a lo que se le suma la retirada del carnet de conducir entre 1 y 6 años. En el segundo de los casos, el conductor se expone a la retirada del permiso entre 6 y 10 años así cómo penas de prisión de entre 6 y 12 meses.

Exceso de velocidad

Sobrepasar en 60 km/h la velocidad permitida en vías urbanas y en 80 km/h en carreteras interurbanas. Este delito está sancionado con penas de cárcel de entre 3 y 6 meses así cómo con la retirada del permiso entre 1 y 4 años. Cataluña es la región con mayor proporción de condenas por este tipo de delitos.

Conducir sin licencia

Este delito hace referencia a aquellos conductores que se ponen al volante tras haber perdido la totalidad de los puntos del permiso así cómo aquellos que lo hacen sin haberse sacado el carnet. Este delito es sancionado con penas de cárcel de 6 meses a 2 años. Murcia es la región con mayor número de estos casos.

Negativa a realizar un control

Negarte a realizar cualquier tipo de control por parte de la Guardia Civil puede suponer penas de prisión de entre 6 meses y 1 año, a lo que se le puede sumar la retirada de la licencia un periodo de hasta 4 años.

Conducción bajo los efectos del alcohol o drogas

Conducir superando los límites establecidos en tasa de alcohol es uno de los delitos mas comunes. Y este delito puede suponer la perdida del permiso entre 1 y 4 años, y una posible pena de cárcel de tres meses.

Crear situaciones de riesgo en la circulación

Este tipo de infracciones son catalogadas así por los mismos agentes de tráfico si consideran que tu actuación al volante supone un riesgo para el resto de conductores. Este delito puede suponer penas de prisión de entre 3 y 6 meses.

Si antes de especificar qué delitos podrían suponer la pena de cárcel señalábamos que aquellos conductores que no tuviesen antecedentes y cuya pena fuese inferior a los dos años de cárcel podían librarse de entrar en prisión, existe un caso en el que no es así. Este caso es el de homicidio imprudente como consecuencia de un delito de tráfico, el cual se condena de forma inevitable con la pena de prisión.

Por lo que cuando nos ponemos al volante debemos ser conscientes de que una mala actuación no sólo puede conllevar la perdida del permiso o una multa económica, sino también pasar una temporada entre rejas.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta