Después de un viaje de meses con su perro por Estados Unidos, una pareja de jubilados ha recopilado estos diez consejos muy útiles para llevar a tu mascota contigo cuando viajes.

1. Visita al veterinario antes del viaje

Si quieres que su perro se comporte bien y disfrute de un viaje por carretera, sobre todo si es muy largo, es indispensable que cuente con buena salud. Llévalo al veterinario antes de salir a la carretera y asegúrate de que tu perro tiene todas las vacunas que pueda necesitar. No está de más hacerse de paso con un buen lote de productos antiparasitos (vas a convivir muy de cerca con él).

Si vas a viajar con él una larga temporada y aún no lo has hecho es buen momento para castrarlo (evita embarazos no deseados por el mundo adelante) y para colocarle un chip localizador, ya que estará en lugares que no conoce y podría perderse.

2. Pásate por tu tienda de mascotas

Dependiendo de donde te dirijas, tu perro puede necesitar un montón de cosas que luego quizá no puedas conseguir fácilmente. Asegúrate de que llevar alimentos suficientes para el viaje completo. Ayudará también que tenga un juguete para morder, para que no se aburra demasiado en las largas jornadas de coche.

Si usted no tienes una caja de transporte, valora comprar una pues es importante que viaje seguro (sigue nuestros consejos para transportar mascotas). En función de tu presupuesto y a dónde vayas, puedes buscar una nueva correa, un kit de primeros auxilios, cortauñas… y un cepillo especial para sacar los pelos de tu perro de la tapicería de su coche (son caros, pero efectivos).

3. Prepara una zona cómoda para tu perro.

Tu perro estará expuesto a nuevos lugares, personas y experiencias durante el viaje. Por eso crear en el coche un lugar donde se sienta seguro, solo para él, le ayudará. Lógicamente, un viaje con tiempo (son jubilados) por Estados Unidos dura mucho más que un viaje por España, pero es un buen apunte. Cuanto mayor sea tu coche, más fácil será hacerlo.

4. Carga tu coche con sentido

Si te preparas para un viaje por carretera especialmente largo, querrás llevar mil cosas. Ropa, comida, bicicletas… Por grande que sea, seguro que llenas el coche. Tu perro no puede viajar debajo de pilas de equipaje, ni las cosas que más necesite (si no lo tienes algo a mano, lo más seguro es que ni te molestes en buscarlo). Nuestros amigos jubilados hicieron una bolsa especial con todo lo que necesitaba su perro y lo tenían en el borde del maletero.

5. Evalúa cuidadosamente tu ruta

En función de donde viajas se necesitan unas vacunas u otras (nuestros protagonistas tuvieron problemas para pasar a Canadá, por ejemplo) y qué tiempo hará (puede que necesite abrigo si nunca ha visto la nieve, por ejemplo).

6. Investiga en Internet

Un poco de investigación puede darte una lista de veterinarios, parques para perros, tiendas de mascotas, y saber si los hoteles y otros destinos admiten mascotas.

7. Evita el estrés a tu perro

Un perro estresado es difícil de controlar, así que procura que se ponga nervioso. Si va en la parte de atrás, desconecta los altavoces allí, porque los sonidos les afectan mucho más que a los humanos. Si el perro está ansioso, hay quien tritura algo de valeriana y se la mete ente la comida para que se calme.

Ayudará tener su espacio limpio y recogido, no dejarlo solo en el coche durante un largo periodo de tiempo (sobre todo si hace mucho calor o frío). Evita la conducción brusca cuando sea posible: frenazos, acelerarones y tocar el claxon le sienta fatal.

8. Que tu perro haga ejercicio

Muchos de los problemas que puede tener un perro se deben a una simple falta de ejercicio, sobre todo en un viaje en el que pasará la mayor parte del tiempo apretado en un cajón. Detente en las áreas de descanso (mejor si tienen un área para mascotas). En lugar de parado, esperando que tu perro haga sus cosas, corre un poco con él, pues le ayudará a estar más calamdo en el viaje… y estará más feliz.

9. Mantén un horario

En un viaje no siempre resulta fácil tener una rutina… Pero si para los humanos es necesario, para un perro resulta imprescindible. Aliméntalo a las mismas horas y procura que pasee al menos 15 minutos cada mañana. De esta forma se adaptará con mucha más facilidad a la vida en la carretera.

10. Premia a tu perro

Por muy bien que se suela portar tu perro, el primer viaje por carretera no es tarea fácil para ninguno. Utiliza los refuerzos positivos (en forma de premio) para fomentar su buen comportamiento. Los perros quieren saber cuándo lo están haciendo un bien, así que felicitándolo y con una pequeña recompensa continuará comportándose así.

Nosotros queremos añadir un extra. Los canes de este vídeo disfrutan tanto o más que nosotros cuando van en coche. Así que dale a play, pantalla completa y sube el volumen. ¡No te arrepentirás!

Si conoces algún otro truco para viajar en coche con tu mascota, ¡compártelo en los comentarios más abajo!

Vía: Gadling

1 COMENTARIO

  1. Me parece un buen artículo, muy completo, y creo que no estaría de más planificar esas paradas antes del viaje para elegir el mejor sitio donde poder estirar las piernas y las patas.

Deja una respuesta