Cuando se aprobó el estado de alarma para evitar la expansión del coronavirus, había una serie de medidas que quedaban impuestas y que afectaban a toda la población. Prácticamente toda la aplicación está aplicando el confinamiento en sus casas y limitando los desplazamientos a esas situaciones permitidas que ya hemos comentado. Pero desde el pasado 17 de marzo también se aplicó el cierre de las fronteras terrestres de España y nos vemos obligados a comentar quiénes pueden entrar o salir del país en esta situación.

El cierre fronterizo se prologará el tiempo que esté vigente el estado de alarma, en principio estas dos semanas que se anunciaron, aunque se puede extender si se considera necesario. En este tiempo estarán las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado controlando la entrada y salida del país a petición del Ministerio de Interior. Las fronteras comprometidas son las principales, la de Francia y la de Portugal; mientras que los controles no afectan a los territorios de Gibraltar y Andorra.

Lo primero que hay que destacar es que no se trata de un cierre total del país. Se controlan las fronteras con el objetivo de evitar todos aquellos desplazamientos que no sean estrictamente necesarios. Por supuesto, el transporte de mercancías queda exento de estos controles con el fin de asegurar el abastecimiento del país. De hecho, en algunos controles recientes en lugares como La Jonquera (Girona) o Tui (Pontevedra) ni siquiera se paraba a los camiones con esta finalidad.

El cierre de fronteras de España también tiene otras excepciones en las que las autoridades podrán dejar pasar a algunos usuarios. Hablamos por un lado de todos los ciudadanos españoles, aquellos que tengan la nacionalidad y que hayan estado en el extranjero por algún motivo podrán entrar sin problemas. Lo mismo se aplica a aquellos extranjeros que sean residentes en nuestro país. La Guardia Civil pedirá, en ambos casos, la documentación que lo acredite.

También se deja pasar a España a aquellos trabajadores fronterizos que ejerzan su profesión aquí. Otra excepción relacionada son los diplomáticos acreditados en España, aunque deberán justificar el viaje y las funciones. La última situación permitida para el cruce de las fronteras son aquellos casos de fuerza mayor, que tendrán que ser evaluados por las autoridades para ver si está justificada o no la entrada al país.

Después de ver estos cinco casos en los que no afecta el cierre fronterizo, ¿quién no puede entrar en España en esta situación? La medida está hecha para evitar entradas no esenciales en el país, por lo que principalmente atañe a aquellos extranjeros no residentes que quieran entrar por motivos no urgentes. De esta forma, turistas y otro tipo de visitantes no podrán entrar por tierra, aunque tienen otros medios para hacerlo, pues siguen abiertas las fronteras aéreas y marítimas.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta