El sistema ISOFIX es un sistema de sujección de sillas infantiles para coche estándar. Consta de dos puntos de anclaje atornillasdos o soldados a los coches, que permiten que los sistemas de retención infantil se monten de manera mucho más rápida y segura que haciéndolo con el cinturón de seguridad (que es seguro también, pero con el cual hay muchas más posibilidades de instalar el asiento para el niño de manera incorrecta, ya que cada silla tiene su método diferente).

Hpy en día se incluye en la práctica totalidad de los coches nuevos. De hecho, en España, es obligatorio en todos los vehículos homologados a partir de 2012 y lo encuentras como mínimo en los dos asientos laterales traseros desde 2014. Y es que a las ventajas antes mencionadas hay que añadir que ayuda también a reducir un 22% las lesiones graves en los accidentes de coches.

Tipos de ISOFIX

De este sistema que ancla la silla de coche a un vehículo podemos encontrar dos tipos, en función del número de puntos de anclaje:

  • DOS PUNTOS DE ANCLAJE

Los anclajes metálicos se ubican entre el respaldo y el asiento del vehículo, donde se sujetan los dos conectores situados, a cada lado de la parte inferior de la silla. Fue el primero en existir y funciona bien, pero en algunos casos la silla puede rotar en caso de impacto. Para evitarlo, estas sillas deben sujetarse también con el cinturón de seguridad.

  • TRES PUNTOS DE ANCLAJE

Es el más seguro y obligatorio desde 2013 en los sistemas de retención integrales (aquellos que usan un arnés de cinco puntos para sujetar al niño). Hay varias opciones:

  • Top Tether: Sujeta la parte superior del respaldo de la sillita para evitar que rote o vuelque hacia delante en caso de impacto. Es un punto que sujeta un tirante que tensa el cabezal de la sillita hacia atrás para evitar su rotación. Lo habitual es que estén ubicados detrás del asiento, pero en algunos vehículos se encuentra en la bandeja o en el maletero (no debes confundirlo con las anillas para sujetar la carga, lee el manual de tu vehículo).
  • Pata de apoyo: El más habitual en los sillas a contramarcha que emplean ISOFIX. Y es que emplear el sistema antirrotación Top Tether tendría que salvar la distancia entre el respaldo de la silla y el asiento del automóvil pasando por encima de la cabeza del niño o por un lateral, anulando su efecto. Esta pata se fija, por presión, a la plancha del suelo del coche.
  • Pivot Link: En lugar de sujetar los conectores al extremo inferior trasero de la sillita, los conectores en este sistema de Rommer van sujetos mediante un codo en ángulo recto a un punto pivotante a una cierta altura del respaldo. Al empujar ese punto hacia delante los conectores experimentarán una rotación empujando la sillita hacia abajo y absorbiendo energía en el camino. Puede ir acompañado de Top Tether, de pata de apoyo o libre de ambos mecanismos.
Processed with VSCO with a4 preset

A la hora de buscar una silla infantil, recuerda que es crucial que te asegures de que la silla es compatible con tu vehículo. Para ello, consulta las instrucciones del fabricante y la lista de vehículos homologados del sistema de retención infantil.

Ventajas del ISOFIX

Si tienes un coche antiguo que no cuenta con ISOFIX podrás llevar a un niño sin problema utilizando una sillita que se sujete al vehículo con el cinturón de seguridad. Se trata de sistemas de retención seguros pero que requieren mayor atención cuando lo instalas y sujetas al niño. Sin embargos, se recomienda el uso del ISOFIX por varios motivos:

  • Evitas errores: Es sin duda la principal ventaja. Se instala de manera rápida y sencilla, evitando problemas muy habituales que ocurren con el cinturón de seguridad, como por ejemplo un tensado defectuoso. No es un asunto baladí, porque con una instalación incorrecta no se portege adecuadamente al niño. Y los estudios indican que apenas un 30% de las sillas se instalan correctamente con el cinturón de seguridad. Con el ISOFIX, la cifra aumenta hasta el 96%.
  • Más seguro para el niño: Las pruebas de impacto demuestran unos mejores resultados a la hora de reducir la deceleración y proporciona una estabilidad adicional ante un impacto lateral. En caso de impacto frontal, el recorrido de la cabeza hacia delante es más reducido, lo que evita lesiones cervicales.
  • Más seguro para otros ocupantes: Como la silla o el elevador con respaldo va anclada permanentemente al coche, en caso de impacto mantiene el dispositivo cuando no va ocupada, lo que evita que se mueva de su sitio y pueda golpear con violencia a otros ocupantes del coche en caso de impacto frontal.
  • También para niños “mayores”: En las sillas para niños de más de 4 años (el anterior Grupo 2-3), estos ya se sujetan con los cinturones de seguridad del automóvil. Y aunque en principio se pensaba para sillas de niños de menor peso y talla, el dispositivo de anclaje ISOFIX añade un plus de seguridad y versatilidad pues ya no tiene que realizar el esfuerzo de retención del niño, sino solamente retener la silla.

Recuerda que no solo es suficiente con sentar a un niño en una sillita infantil. Deberá ir bien sujeto y con la silla correctamente instalada para que la seguridad sea máxima. La multa por no hacer uso del SRI es de 200 euros y tres puntos de retirada del carnet de conducir.

Qué niños pueden usar sillas con ISOFIX

Debes tener en cuenta que el Isofix tiene una limitación de peso y que no puede utilizarse en todos los tipos de sillas. Estos anclajes están calculados para soportar el esfuerzo de retención que requiere una masa de hasta 33 kg (incluido el peso del niño y el de la silla).

Los niños que midan menos 1,35 metros están obligados a utilizar un sistema de retención infantil homologado (SRI) siempre que viajen en coche para reducir reduciendo en un 75% su riesgo de muerte y en un 90% el de lesiones.

Cabe recordar que ya está en vigor una nueva normativa sobre los diferentes grupos de sistemas de retención infantil: norma i-Size (ECE R129 i-Size) y que entre sus características incluye el uso obligatorio del Isofix. Las i-Size sólo se podrán montar en asientos con sistema Isofix, muy fácil de instalar y que evita que se instale mal una silla con el cinturón de seguridad. No será obligatorio en sistemas de retención infantil destinados a niños de entre 100 y 150 cms de altura.

Este sistema no puede emplearse en sillas a contramarcha para niños de hasta 25 kg, que utilizan el arnés de cinco puntos para sujetar al niño. Sí encontrarás sillas de espaldas a la marcha con Isofix hasta los 18 kg, pero si quieres que el niño viaje en esta orientación durante más tiempo, deberá optarse por un dispositivo que se sujete con cinturón, en combinación con otros sistemas.

Historia del ISOFIX

Todo comenzó en 1996, cuando desde Volkswagen contactaron con la empresa de sillas infantiles Britax-Römer para desarrollar un sistema de retención infantil para el Golf IV (ver historia del Volkswagen Golf). La cuarta generación del Golf quería ser el primer modelo del mundo en contar con este sistema cuando fuese presentado en el Salón de Frankfurt 1997, como así acabaría siendo.

La primera norma ISO (ISO 13216) se publicó en 1999, que incluía los dos anclajes inferiores básicos y hubo que esperar un lustro (fue a finales de 2004) cuando el tercer anclaje superior (Top Theter) se normalizase. Hoy, es complicado imaginar a los coches sin la opción de utilizar estos anclajes ISOFIX para instalarlos de manera rápida, sencilla y segura. Los que probamos coches y tenemos varios hijos pequeños (y los cambiamos de un modelo a otro cada semana) somos posiblemente los que más agradecemos su existencia.

Fuente: Wikipedia, RACE, MAPHRE, DGT, Matias Masso

1 COMENTARIO

Deja una respuesta