Logo de Noticias Coches
Radar Velocidad 4
Luis Blázquez

¿Te puede cazar un radar si frenas justo antes de rebasarlo?

Hay más de 1.100 radares de velocidad dispuestos en todo el territorio español, listos para multarnos cuando nos excedemos de los límites de la vía. La mayoría de ellos, los fijos, han de estar señalizados, pero si sumamos los radares móviles, de tramo o todos aquellos que nos vigilan continuamente, es probable que alguno te acabe pillando. ¿Y qué solemos hacer para no recibir una multa? Frenar justo antes de pasar por el susodicho radar.

Siempre pensamos que, con esta técnica, nunca nos pillarán. Son muchos los conductores que optan por frenar bruscamente antes de un radar y el motivo siempre es el mismo: por correr. Porque otros tantos reconocen que en tramos con buena visibilidad alguna vez han circulado con su vehículo a más velocidad de la permitida. Incluso se han encontrado con la necesidad de reducirla de forma drástica al ver cerca un radar. Pero, ¿qué es lo que dice el reglamento ante esta técnica? ¿Puede acarrear una multa?

En la legislación española actual no hay ninguna norma que especifique o prohíba de forma explícita el hecho de frenar antes de pasar por un radar de velocidad. Sin embargo, en base a la Sección Segunda del artículo número 53, referente al apartado “Reducción de velocidad y distancias entre vehículos” del Reglamento General de Circulación, dependiendo de cómo se interprete, sí que puede ser motivo más que suficiente para que un agente de tráfico de la Guardia Civil pueda multar a cualquier conductor que de el frenazo.

De acuerdo con el susodicho artículo 53, se indica: “al circular con un vehículo no se podrá reducir la velocidad salvo en circunstancia de inminente peligro. Todo conductor, para reducir considerablemente la velocidad de su vehículo, deberá cerciorarse de que puede hacerlo sin riesgo para otros conductores y estará obligado a advertirlo previamente del modo previsto en el artículo 109, sin que pueda realizarlo de forma brusca, para que no produzca riesgo de colisión con los vehículos que circulan detrás del suyo”.

No cumplir con este precepto es considerado como una infracción grave. Por todo ello, la respuesta a la pregunta de este artículo es un “”. Sí, porque, efectivamente, un agente de la benemérita te puede multar si te caza infraganti frenando sin justificación antes de un radar. Al considerarse como una infracción grave, la sanción acarrea una multa económica de 200 euros sin detracción de puntos. Es decir, el radar no te tomará la foto, pero si un Guardia Civil de turno lo ve, te irás a casa con una nueva y desagradable receta.

Fuente: Autofácil

  • DGT
  • multas
  • radares