pegatinas coche – 2
Mario Nogales

Llevar pegatinas en el coche: normativa y multas al respecto

El tema de las pegatinas en el coche siempre ha sido controvertido. Hay gente que recurre a adhesivos para personalizar su vehículo y otros que no pueden tolerar ni verlas. Un servidor, por ejemplo, odia las típicas pegatinas de Nürburgring en los típicos coches que ni tienen carácter deportivo ni se han acercado al trazado alemán. Aunque, bromas aparte, hoy toca repasar la normativa sobre las pegatinas. ¿Son legales? ¿Acarrean multa si las ponemos en un sitio equivocado? Vamos a responder a estas cuestiones.

Lo primero es repasar el Reglamento General de Circulación para ver que dice al respecto. En el artículo 19.1 vemos que se afirma que «la superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circule, sin interferencias de láminas o adhesivos». De esta forma queda claro que sólo están prohibidas si interfieren en la visión, así que en el resto de la carrocería se podrán fijar adhesivos sin limitación alguna (incluso aunque sean los de Nürburgring).

De esta forma, se trata de una normativa algo interpretable por parte de las autoridades, que podrán multar a un usuario si considera que una pegatina entorpece su visibilidad. En todo caso, sería la misma sanción que por tener el parabrisas sucio o en mal estado. Se trata de una infracción leve que está penada con 200 euros de multa y que no conlleva pérdida de puntos del permiso de conducir.

Pegatinas obligatorias en el coche

Si bien es cierto que hay algunas pegatinas que son obligatorias en el coche. No hay que olvidar que el pequeño adhesivo que nos dan al pasar la ITV tiene que ir colocado en la parte superior derecha del parabrisas (visto por dentro). Solamente puede ir la de la última inspección (ojo a esos que acumulan las de las diez anteriores) y si no se lleva esta pegatina se podría poner una multa de 100euros sin pérdida de puntos.

Desde hace unos años hay otra pegatina que está muy presente en los coches. Se trata del distintivo ambiental de la DGT, la etiqueta que acredita en que categoría está el coche en función de sus emisiones. En este caso, su uso no es obligatorio en todos los sitios, pues depende de los ayuntamientos. En todo caso es recomendable llevarla para acceder a algunas ciudades y su posición es en la parte inferior derecha del parabrisas (por dentro).

Otra «pegatina» que sería obligatoria es la L de los conductores noveles. Aunque desde hace unos años ya no tienen una limitación específica para la velocidad, sí que sigue siendo obligatorio señalizar que todavía no ha pasado un año desde que se sacó el carnet de conducir. Durante ese periodo hay que llevar la placa en parte trasera izquierda, generalmente en la luna, siempre que sea visible. No llevarla también conllevaría una multa de 100 euros por tratarse de una infracción leve.

Pegatinas prohibidas en el coche

Ya hemos dicho que no se pueden poner pegatinas en zonas que puedan interferir en la visibilidad del conductor. Eso deja más o menos vía libre en el resto de carrocería, pues no forma parte de la superficie acristalada del coche y no afectará a la visión. Sin embargo, hay otras excepciones, algunas muy lógicas. Por ejemplo, no se podrá poner ningún adhesivo que tape la matrícula del coche, pues ese elemento siempre tiene que estar descubierto. Hay multa por ello, al igual que por llevarla sucia o en mal estado.

También están prohibidas las pegatinasreflectantes o luminiscentes, que son aquellas que pueden reflejar la luz causando reflejos y entorpeciendo la visibilidad al resto de usuarios de la vía. Por otro lado, tampoco se permiten las pegatinas de competición, porque supuestamente incitan al aumento de velocidad. Sin embargo, eso vuelve a ser relativo y serán las autoridades las que decidan. Un buen vinilado completo con una librea de competición no creemos que vaya a ser objeto de multa. 

  • carrocería
  • multas