Logo de Noticias Coches
Contrato Coche por Suscripcion (2)
Luis Blázquez

¿Puedo romper un contrato en un coche por suscripción?

Al final, te decidiste. Te lanzaste a la suscripción de un coche porque era lo que más casaba con tu estilo de vida y, realmente tampoco, tenías ganas de tener uno nuevo en propiedad durante muchos años. Por eso existen servicios como los de Wabi. Sin embargo, has encontrado una oferta muy suculenta del coche que buscabas y ahora sí que lo quieres en tus manos o quizá tengas que ir al extranjero una larga temporada. ¿Puedo entonces cancelar el contrato de mi coche por suscripción?

Este es el supuesto de: ¿Qué hago si tengo que rescindir del arrendamiento antes de lo que se estipula en el contrato? Lo primero que debes saber es que no merece la pena preocuparse si este es tu caso. Todas las compañías dedicadas al alquiler de coches, ya sea mediante leasing, renting o suscripción, te ofrecen la posibilidad de hacer una cancelación anticipada si lo deseas o lo necesitas. Sin embargo, este trámite podría traer una penalización de pago dependiendo de las condiciones impuestas por la financiera y la letra pequeña del contrato.

¿Qué penalizaciones hay por cancelar el contrato antes de tiempo?

¿Y por qué me penalizan si quiero cancelar mi suscripción? La razón la encontramos en todo el proceso que implica dar de alta un coche por suscripción, donde intervienen distintas personas y entidades. Normalmente, hablamos de vehículos nuevos (o prácticamente), por lo que su valor decae con el uso. Si decides cancelar el contrato a mitad de periodo, por ejemplo, ese vehículo pierde mucho valor porque ya no es nuevo. Ha tenido un desgaste y, por lo tanto, a la empresa financiera ya no le sale rentable negociar con él.

Inicialmente, hay que invertir para tener el coche físicamente, para matricularlo y gestionar la documentación pertinente. Por eso, para compensar la rescisión del contrato, hay quien impone algún tipo de penalización. Además, algunas financieras cobrarán al cliente un gasto aparte por el cambio de la titularidad del contrato. De todas formas, en este documento aparecen todas las cláusulas relacionadas con la cancelación anticipada. Esto es algo que deberías revisar en el momento de firmar, así sabrás de antemano a qué penalizaciones atenerte.

Decimos esto porque las consecuencias y penalizaciones derivadas de la cancelación anticipada del contrato de suscripción suelen depender del concesionario y la empresa de alquiler. Por lo general, se pueden resumir en dos puntos:

  • La inmediata devolución del coche en el momento en el que se cancela el contrato. Si el coche tiene algún daño o defecto que requiera una reparación, la empresa puede exigirte que seas tú quien lo repare o que abones el dinero necesario para ello.
  • El segundo punto es el pago de una indemnización al concesionario o empresa de suscripción por daños y perjuicios. La cantidad del pago suele establecerse en el contrato, y por lo general se suele corresponder con las cuotas que quedan pendientes por pagar en ese momento.

Aun así, la empresa te puede solicitar el pago adicional en concepto de daños y perjuicios si lo considera oportuno. Pero eso siempre que esté fijado en la cláusula correspondiente, como la cláusula penal creada para este fin. La indemnización por daños es equivalente a la pérdida de los beneficios esperados por parte de la entidad, además de la devolución de un coche que ha perdido parte de su valor. Y si has sobrepasado el kilometraje estipulado, hay empresas que te obligarán a abonar la diferencia junto con el pago de las cuotas restantes.

¿Y no hay forma de que no me cobren por cancelar el contrato anticipadamente?

Algunas empresas sí que te podrán devolver dinero en lugar de dárselo tú, aunque eso es 100 % dependiente de la entidad a la que estés suscrito. La devolución del coche con anterioridad a la finalización del periodo de duración como consecuencia de la cancelación anticipada de la suscripción por el arrendador dará derecho al arrendatario al reembolso de la parte del precio de la mensualidad que corresponda al periodo comprendido entre la cancelación anticipada de la suscripción por tu parte y la finalización del periodo que tengas contratado.

Por el contrario, la devolución del coche tras la finalización del periodo como consecuencia de la cancelación anticipada (normalmente en un plazo de 15 días previsto) implicará la ampliación del mencionado periodo de contrato por una mensualidad adicional, que será abonada por ti a la empresa. Este supuesto también da derecho al arrendatario al reembolso de la cuota extra que corresponda al periodo comprendido entre la devolución del vehículo a la compañía y la finalización del periodo de duración de la mensualidad adicional.

Asimismo, en el supuesto de una cancelación anticipada, la empresa correspondiente podrá ofrecer al arrendatario la suscripción a un nuevo vehículo, donde tendrías que firmar un nuevo contrato cuyo contenido será prácticamente idéntico en todas sus condiciones generales, sin perjuicio de que las características del nuevo vehículo y demás condiciones particulares sean los que la empresa y “propietario” del coche negocien y acuerden en la correspondiente acta de entrega y aceptación. Una vez más, conviene mirar siempre con detalle el contrato.

¿Por qué podrías querer cancelar tu suscripción al coche?

Pueden existir mil y una razones por las que necesites cancelar tu contrato de suscripción (y otras muchas para no hacerlo), y no tenemos todas las respuestas, pero sí que podemos destacar algunas de las más comunes:

  • Un nacimiento múltiple (necesitas un coche más grande).
  • Un divorcio (no querrás compartirlo).
  • La pérdida del empleo (no podrás asumir los costes).
  • Un traslado al extranjero (no puedes llevártelo fuera del país).
  • Una incapacidad temporal (si no conduces, no merece la pena pagar por algo que no usas).
  • Los costes son muy altos (te emocionaste con el coche que elegiste).

¿Qué necesito para cancelar mi suscripción al coche?

Sencillo: los mismos que tenías cuando te suscribiste al arrendamiento. Es decir, tus datos de facturación y personales y, por supuesto, el contrato firmado. Y todo ello se puede hacer con una simple llamada telefónica a la empresa con la que te suscribiste y la notificación de dicha cancelación en la plataforma correspondiente.

  • coche por suscripción
  • wabi