Dentro de muy poco llegará el invierno y con él muchas dudas en cuanto al mantenimiento de nuestro vehículo. El frío no suele ser un aliado para la mayoría de componentes del automóvil. Al igual que el cuerpo humano necesita un pequeño calentamiento antes de una actividad física moderada, en un coche sería conveniente que entre en calor antes de comenzar un recorrido.

A todos nos ha pasado alguna vez que tras una noche a la intemperie a bajas temperaturas le cuesta más arrancar. Es algo relativamente normal y no sería conveniente forzar esta maniobra. Si accionamos la llave del contacto y el motor no arranca directamente, será mejor devolver la llave a su posición inicial para no castigar al sistema de arranque.

Un truco que puede funcionar en los motores diésel será dar el contacto un par de veces antes de arrancar por completo, de esta forma los calentadores comenzarán a trabajar y estarán preparados para llevar a cabo esta acción. En un motor de gasolina esta maniobra no será necesaria. Al igual que no es recomendable forzar el arranque, también tendremos que tener cuidado en los primeros momentos, hasta que la mecánica coja temperatura.

Si queremos evitar un excesivo desgaste mecánico e incluso alguna que otra avería, la mejor opción será tener paciencia. Por el motor fluye el aceite, que con el frío se vuelve más viscoso y pierde sus propiedades para lubricar correctamente sus componentes. Esta parte es clave, ya que tras haber sido expuesto a bajas temperaturas tendremos un aceite que de momento no será capaz de llegar a todas las piezas, poniendo en peligro la integridad del motor.

De este modo si exponemos al vehículo a un esfuerzo importante nada más arrancar las consecuencias pueden ser bastante calamitosas. El desgaste de las piezas será mucho mayor y eso puede repercutir a largo plazo, disminuyendo la vida útil de nuestro motor. Una lubricación insuficiente del motor puede derivar en la fricción de algunas piezas metálicas, que podrían echarse a perder.

Por lo tanto lo mejor será llevar a cabo nuestra estrategia. Una vez arranquemos queremos que el aceite vaya cogiendo temperatura para que cumpla su función. Será conveniente que el motor esté alrededor de medio minuto al ralentí, da igual el tipo de motor que se trate. Incluso si las temperaturas son extremadamente bajas no viene mal aumentar ese tiempo hasta uno o dos minutos. El motor lo agradecerá. Tampoco conviene dejarlo arrancado durante un tiempo excesivo.

Si lo dejamos al ralentí durante 10 minutos, estaremos gastando gasolina innecesariamente e incluso contaminando demasiado. Es preferible que iniciemos la marcha con nuestro vehículo, pero también tendremos que estar un poco pendientes los primeros minutos. No es recomendable que haya una carga elevada de trabajo para el motor, por lo tanto será mejor llevar a cabo una conducción suave, sin llegar a la parte alta del cuentarevoluciones.

Estas son algunas claves para la correcta puesta en marcha de un motor. Aunque con la llegada del invierno habrá que tener en cuenta muchas más variables. Siempre es recomendable pasar una revisión completa por parte de un profesional para comprobar que todo funciona correctamente. También será recomendable en algunos casos tener en cuenta equipamiento específico para esta época del año como los neumáticos de invierno, que mejorarán el comportamiento del vehículo.

Como nota curiosa en algunas zonas con climas mucho más fríos se llevan a cabo soluciones más drásticas. En los países nórdicos los vehículos se enchufan a una toma de corriente ordinarias de forma que el motor mantiene la temperatura gracias a la electricidad. Llegada la hora de arrancar no habrá ningún tipo de problema.

2 COMENTARIOS

  1. Yo lo he hecho SIEMPRE con todos mis coches y el resultado ha sido siempre satisfactorio(no cambio de turbo,no caja de cambios …etc)excepto en mi último Polo R 6(el “bonito”) que es un fiasco.Suena el turbo,la caja…con 55000Km

  2. Como tenemos un garaje de 150m2 no hay problema en este sentido, no obstante tendré esto en cuenta por si algún día que haga mucho frío tengo que dejarlo fuera si tengo que ir a algún sitio donde no haya garaje subterráneo por ejemplo
    Saludos

Deja una respuesta