En España acostumbramos a que las matrículas de los coches sean un elemento puramente identificativo que sigue un orden establecido. No hay margen a la creatividad o a la diferenciación. Sin embargo, hay otros lugares donde se permite al usuario elegir lo que quiere poner en su matrícula (siguiendo algunas reglas). De esta forma hemos podido ver como en Abu Dhabi o Estados Unidos se vendían por precios disparatados.

Pero no hace falta irse tan lejos para ver casos de esta índole. Acaba de salir a la venta la que podría convertirse en la matrícula más cara del mundo. En Reino Unido vuelve a estar disponible la placa ‘F1’, una de las más atractivas por significado. El precio para tener este distintivo en el paragolpes del coche podría alcanzar los 16,5 millones de euros. De este precio, un 20 % (unos 3 millones) irían a parar al gobierno británico en forma de impuestos.

El propietario de la matrícula ‘F1’ no es otro que Afzal Kahn, fundador y propietario de la empresa de preparación de vehículos, Kahn Design. El empresario británico la adquirió en el año 2008 por un precio de 440.000 libras (unos 500.000 euros al cambio actual), lo que significa que se llevaría unos beneficios significativos. Kahn tiene montada la placa actualmente en su flamante Bugatti Veyron Super Sport de fibra de carbono azul, pero antes la tuvo en otros como el McLaren-Mercedes SLR.

El precio es totalmente disparatado, pero en este mundo de lujo y distinción, es probable que alguien esté dispuesto a comprarla. De hecho, Kahn ya afirma haber rechazado ofertas por valor de casi 7 millones de euros. En caso de lograrse, se batiría un récord que superaría por bastante a otros casos en Reino Unido. Allí otras de las matrículas más valoradas había sido la ’25O’ vendida por casi 600.000 euros y montada en un Ferrari 250 SWB.

Fuente: RegTransfers

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta