La totalidad de las plazas de estos dos aparcamientos, ya sean para residentes, comerciantes o de rotación, se abrirán el 31 de enero, para que el aparcamiento 3 se ponga en marcha habrá que esperar al próximo mes de marzo.

El aparcamiento 1 está situado entre las calles Hermanos Bécquer y Marqués de Villamejor. Cuenta con un total de 1.118 plazas de aparcamiento: 24 destinadas a discapacitados, 293 de rotación y 825 para residentes.

El 2 entre las calles Ortega y Gasset y Hermosilla. Cuenta con un total de 1.153 plazas de aparcamiento: 24 destinadas a discapacitados, 384 de rotación y 769 para residentes. Y el 3 entre la calle Jorge Juan y la Plaza de la Independencia. Cuenta con un total de 1.026 plazas de aparcamiento: 24 destinadas a discapacitados, 270 de rotación y 756 para residentes.

Contarán con 165 puntos de recarga para vehículos eléctricos
Contarán con 165 puntos de recarga para vehículos eléctricos

Los tres estacionamientos están equipados con sistemas basados en las últimas tecnologías para la lectura de matrículas, el guiado de vehículos a las plazas y el pago del aparcamiento. Por primera vez en unos aparcamientos de la ciudad de Madrid, se podrá utilizar el sistema de pago ViaT. Todos aquellos usuarios que dispongan en sus vehículos de los transponder ViaT que les permite circular sin tener que detenerse en las áreas de peaje de las autopistas, si lo desean, podrán ahorrarse la validación del ticket, lo que reducirá los tiempos de espera. El diseño y el respeto al medio ambiente también forman parte de estos estacionamientos. Habrá 165 puntos de recarga para vehículos eléctricos, 55 en cada aparcamiento.

El alcalde calificó de “buena noticia” la construcción de estos aparcamientos, y “que no han tenido ningún coste para las arcas municipales”. El Ayuntamiento ha recurrido al sistema de concesión por 40 años a la empresa Serranopark, que incluye la venta de las plazas a un precio máximo de 30.000 euros. El 75% de las plazas de estos aparcamientos ya están adjudicadas.

Según Ruiz Gallardón: “Hemos conseguido conservar la esencia y la elegancia de una gran avenida construida en el siglo XIX, adaptándola a los usos y necesidades de una ciudad del siglo XXI”.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta