1965 Shelby 427 Cobra FAM (3)
Luis Blázquez

El Shelby 427 Cobra FAM era el roadster de Carroll que iba a por el “culo de los Ferrari”

En verdad, es casi literal. Este Shelby 427 Cobra FAM de 1965 recibe su nombre de “Ferrari Ass is Mine” (“el culo de los Ferrari es mío”), y le fue dado por la rivalidad existente entre el piloto y la casa estadounidenses Carroll Shelby y Ford contra la firma del cavallino rampante. La petición del legendario diseñador texano se cumplió un año después, cuando la firma del óvalo azul ganó a los hombres de Maranello en la 34º edición de las 24 Horas de Le Mans con el GT40.

Además de la referencia en la nomenclatura, el coche tiene un acabado en el esquema de color característico de Ferrari, el tono Rosso Corsa, con un interior en cuero marrón. La reconversión del roadster fue encargada personalmente por Carroll Shelby a finales de la década de los 90, y cuenta con las insignias “FAM” en casi todas partes. Solo se construyeron 14 unidades del Shelby Cobra de la serie CSX1000, y solo dos de ellas fueron terminados con la especificación FAM, lo que hace que este modelo en concreto (CSX1010) sea especialmente valorado.

Al frente de la carrocería de aluminio laminada a mano por AC Cars en Gran Bretaña se aloja un motor V8 de 427 pulgadas cúbicas(7 litros) capaz de entregar 558 CV al eje posterior a través de una caja de cambios manual Tremec de cinco relaciones. Para controlar todo ese torrente de potencia en un conjunto de menos de cuatro metros y una tonelada de peso, hay una suspensión independiente en las cuatro ruedas, dirección de piñón y cremallera, frenos Wilwood con pinzas Shelby, un enfriador de aceite y una caja del diferencial fabricada en aluminio.

A bordo, un habitáculo en cuero de color canela da cobijo a los ocupantes, donde se pueden ver más insignias “FAM”, alfombrillas personalizadas, un volante de corte clásico de 38 centímetros y un salpicadero totalmente analógico. Como curiosidad, además de su creador, también tuvo otro ilustre propietario: Paul Walker, famoso por interpretar al personaje de Brian O’Conner en la franquicia Fast and Furious, y también un gran amante de los coches que tenía una enorme colección de todo tipo de vehículos realmente especiales, como este Cobra.

El coche se subastará como parte de la venta de vehículos de la Colección Glendale deMecum del 19 al 20 de marzo. Sin embargo, esta no es la primera vez que el Shelby 427 Cobra FAM cruza el bloque de subastas. En 2014, poco después de fallecer Paul Walker, salió de nuevo a subasta con tan solo 24 kilómetros en el odómetro. No hay un precio de venta estimado, pero para tener una idea de qué esperar, en esa ocasión se fue a un nuevo hogar por 395.000 dólares (355.000 euros actuales, aprox.). No esperamos que esta vez sea más “económico”.

Fuente: Mecum Auctions

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Shelby Cobra
  • subastas de coches