Hace no mucho os trajimos un Bugatti Chiron a escala real fabricado con más de un millón de piezas de Lego. El superdeportivo, que contaba con 2.304 motores eléctricos y 4.032 ruedas dentadas, era capaz de moverse.

Ahora os traemos un auto totalmente distinto pero también construido con las míticas piezas de construcción de Lego. Se trata de una Volkswagen T2, la mítica furgoneta camper de finales de los años 60.

Para su construcción se han necesitado seis semanas de duro trabajo y 400.000 piezas de Lego. Los autores de esta auténtica obra de ingeniería han sido el alemán Rene Hoffmeister y Pascal Lenhard, dos de los doce únicos constructores oficiales de la compañía Lego en todo el mundo.

Gracias a imágenes 3D de la mítica camper de mediados del siglo pasado pudieron planificar su trabajo y calcular el número exacto de piezas. Pero parece que en el cálculo se les escapó un detalle, y es que no contaron con las piezas necesarias para las ventanas de la furgoneta. Se quedaron sin piezas suficientes y necesitaron 20.000 más transparentes para las ventanas.

“Necesitábamos que las semanas tuviesen nueve días. Pero como eso no existe, la única opción que nos quedaba era trabajar también por las noches” señalaron los dos autores. Y es que la obra debía ser expuesta del 20 al 24 de febrero en la feria de turismo de Múnich.

Respecto a las dimensiones, la camper Volkswagen de Lego alcanzaba prácticamente las dimensiones reales. Con un peso de 700 kilogramos, mide más de 5 metros de largo, 1,9 de ancho y casi 2 metros de alto. Con el techo levantado, la altura ascendía a casi 3 metros.

Sin duda alguna esta obra de Lego se trata de la camper más grande jamás fabricada con este tipo de bloques de construcción.

Fuente: El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta