Siempre que se piensa en el coche eléctrico también se tiene que tener en cuenta su recarga. En nuestro país, lo cierto es que la infraestructura no está demasiado avanzada, todavía queda mucho por hacer en este ámbito. Pero mientras tanto, algunos fabricantes piensan en soluciones alternativas que podrían ser interesantes para muchos usuarios. Solo hace falta ver este robot autónomo para cargar los eléctricos de Aiways.

La empresa china llega a esta solución tan peculiar y cautivadora, similar a lo que propuso también Volkswagen hace un tiempo. Este robot ha sido bautizado como Carl y tienen como objetivo poder llevar la recarga a lugares donde todavía no está presente. Ha obtenido hasta siete autorizaciones de patentes nacionales y europeas, por lo que podríamos plantearnos una llegada a producción en un futuro no muy lejano.

Se trata de una solución flexible que no necesita una instalación al uso, como sí es preciso en los Wallbox, que requieren un punto fijo y conexión a la red. Aquí se cuenta con una pila propia que hace que pueda ser puesto en cualquier sitio. De esta forma, cualquier parking se puede convertir en punto de carga gracias a un robot que se desplazará libremente hacia los vehículos que la necesiten y de vuelta para recuperar energía.

La operación se hace a través de una aplicación, el usuario solicita la recarga y el robot se encarga de localizarlo y conectarlo con un ingenioso sistema. Este Carl estará disponible en dos versiones, una de 30 kWh y otra de 60 kWh de capacidad. Si tomamos como ejemplo el Aiways U5 con batería de 63 kWh, se cargaría hasta el 80 % en un tiempo de 40-50 minutos gracias a la carga rápida. Además, en el futuro contará con tecnología de inteligencia artificial para mejorar la experiencia de usuario.

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta