El reciclaje es una acción importante en la actualidad debido a los altos niveles de comunicación. El plástico es probablemente el material que más preocupa por su uso excesivo en la mayoría de industrias. Hace poco Volvo ya mostró la intención de que el 25 % de los plásticos utilizados en sus coches sean reciclados para 2025. Ahora es Ford el que nos sorprende al dar un dato llamativo sobre las alfombrillas de algunos de sus coches.

En este caso nos referimos al Ford EcoSport, el SUV pequeño de la marca del óvalo que lleva en el mercado desde 2012. Aunque sea algo relativamente desconocido, las alfombrillas de este modelo están hechas con 470 botellas de plástico de un solo uso. No es la primera vez que el fabricante americano utiliza plástico reciclado en un coche, pues su primera aplicación fue en el Ford Mondeo hace ya más de dos décadas.

Gracias a esas 470 botellas por cada juego de alfombrillas del Ford EcoSport, las cifras que manejan actualmente son impresionantes. Desde que se produce este modelo se han reciclado más de 650 millones de botellas de medio litro, que tendrían un peso de 8.262 toneladas. Otro dato sorprendente es que si todas esas botellas se pusiera en fila podrían llegar a dar dos vueltas alrededor del mundo. El ritmo actual que lleva Ford es de 1.200 millones de botellas al año.

El proceso de convertir las botellas de plástico en alfombrillas para el coche es bastante simple. En primer lugar se tritura todo el plástico (incluyendo los tapones) hasta que apenas quedan unas diminutas escamas. Ese material se caliente a una temperatura de 260 ºC hasta fundirse para luego poder formar fibras con un ancho similar al de un cabello humano. Y de ahí procede el hilo con el que se tejen las alfombrillas de estos Ford EcoSport.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta