La sostenibilidad es un problema que preocupa a todos. Los fabricantes de coches también buscan soluciones para estar en armonía con el medio ambiente y por eso vemos acciones como la que os traemos hoy. Volvo pretende que el 25 % de los plásticos que utilizan sean de material reciclado de cara a 2025. Con esta medida quieren minimizar su impacto medioambiental a nivel global y realzar los valores y el compromiso de la marca sueca.

Aumentar el porcentaje de plásticos reciclados en sus vehículos de nueva generación puede parecer complicado, pero el fabricante ha querido demostrar su viabilidad. Para ello ha presentado una versión especial del Volvo XC60 T8. Como se aprecia en las imágenes, su estética apenas varía respecto al de serie. Sin embargo, algunos de los componentes plásticos han sido sustituidos por otros de material reciclado.

En el interior de este singular Volvo XC60 se distingue por una consola central hecha de fibras y plásticos obtenidos de redes de pesca y cabos marítimos desechados. Por seguir con otros ejemplos, la moqueta está hecha con fibras de botellas de plástico y algodón de recortes de fábricas de ropa, los asientos también utilizan botellas de plástico y el material insonorizante de debajo del capó utiliza asientos usados de vehículos antiguos.

Volvo ya está negociando con algunos proveedores y socios que les puedan proveer de un mayor número de plásticos reciclados para su aprovechamiento. La popular regata, Volvo Ocean Race, también ayudará a esta causa gracias a la campaña “Mares Limpios” de Naciones Unidas. Se une a otra medida tomada por la marca sueca el pasado mes, por la que se comprometían a eliminar los plásticos de un solo uso en sus eventos e instalaciones para el año que viene.

Fuente: Volvo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta