Las 24 Horas de Le Mans es la prueba de resistencia por excelencia y la carrera más exigente del mundo. Porsche ha competido en casi todas sus ediciones desde 1951 y ha batido todos los récords, consiguiendo nada menos que 19 victorias absolutas, la última en hace unas semanas.

Aquí resumimos las anécdotas más curiosas de los éxitos de Porsche en la prueba francesa:

1970: el año en que se rodó la famosa película “Le Mans”

1970 fue el año en el que se rodó la famosa película “Le Mans”, protagonizada por Steeve McQueen. El actor quiso aparecer conduciendo el Porsche 917 K número 20 de Jo Siffert y Brian Redman, uno de los favoritos para la victoria final en esa edición, pero Siffert revolucionó demasiado el motor a mitad de carrera y rompió la mecánica.

1971: la famosa decoración Martini-Racing consigue su primera victoria en Le Mans

La decoración del equipo Martini-Racing es una de las más reconocidas por los aficionados. En el ‘71, en su segunda aparición en Le Mans, uno de esos coches ganaba la carrera por delante de los vehículos oficiales de John Wyer Automotive, decorados con otros colores míticos: los de Gulf. Martini-Racing también había ganado en Sebring y Nürburgring ese año.

La del 71 fue la edición de los récords. Pedro Rodríguez batió la vuelta rápida con un Porsche 917 LH, realizando un tiempo de 3:13,9 minutos en entrenamientos. Y también batió la vuelta rápida en carrera con 3:18,4 minutos. El Porsche ganador de Marko/Van Lennep hizo el récord de distancia, con 5.335,313 km y 397 vueltas. Y hubo 33 Porsche en la parrilla, récord de participantes de una marca.

1976: primer coche con motor turbo en ganar la prueba

El Porsche 936 de JackyIckx y Gijs van Lennep fue el primer coche con motor turbo en ganar las 24 Horas de Le Mans. Esta arquitectura de motor venció en trece ocasiones más hasta 1998.

Al final de la carrera, el 936 líder tuvo que entrar en boxes durante media hora para reparar una fisura en el escape, pero tenía tanta ventaja que volvió a salir sin haber perdido el liderato y pudo cruzar la meta en primera posición con facilidad.

1977: Victoria a pesar de los problemas mecánicos

El Porsche 936 ganador se quedó con sólo cinco cilindros funcionando al final de la carrera, pero Jürgen Barth consiguió realizar las últimas dos vueltas en el tiempo mínimo y cruzó victorioso la meta… echando una humareda por el tubo de escape.

1979: Victoria gracias a las reparaciones realizadas por el propio piloto en medio de la prueba

No fue una victoria fácil. A falta de poco más de tres horas para acabar, el 935 se paró en el arcén porque se le salió la correa de la inyección. Gracias a los ensayos anteriores, Don Whittington pudo colocarla, hasta dos veces, antes de llegar a boxes para ser reparado. Su ventaja de catorce vueltas permitió al equipo Kremer ganar.

1981: primera vez que el coche de seguridad tiene que parar la carrera en Le Mans

Por primera vez en la historia un coche de seguridad neutralizaba la carrera en Le Mans. Sucedió hasta en tres ocasiones por graves accidentes, dos de ellos con víctimas mortales, dos comisarios y el piloto Jean-Louis Lafosse.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta