Durante la última Worldwide Developer Conference de Apple se presentó Anki Drive, un accesorio para el iPhone que permite controlar unos coches tipo slot a través de una aplicación diseñada específicamente para ello. Tras más de cuatro años de desarrollo y con 50 millones de dólares de presupuesto, Anki Drive llegará a las tiendas de Estados Unidos y Canadá el próximo 23 de octubre a un precio de 199 dólares. Promete ser una de las estrellas de la próxima campaña navideña.

El kit incluye dos vehículos eléctricos, los cargadores (los coches tienen una autonomía de unos 30 minutos) y un circuito de vinilo (de 2,50 x 1 metro, más o menos), que se despliegan sobre una superficie plana. Los coches podrán moverse moverán de forma autónoma gracias a las cámaras que captarán los sensores colocados en el propio circuito, aunque también podremos conducirlos a través del iPhone (vía Bluetooth) como si de coches teledirigidos se trataran. Sus creadores prometen Anki Drive estará disponible para Android más adelante.

anki drive coche

También se pueden adquirir los coches por separado a un precio de 69 dólares. En principio habrá cuatro modelos diferentes, cada uno con sus propias particularidades que podrán usar contra sus oponentes. Pero la protagonista de estas carreras parece que será la inteligencia artificial de los coches. Gracias a ella se verán (aseguran sus creadores) auténticas batallas sobre el el vinilo.

Como cualquier juego de carreras de coches, los coches circulan velozmente por la pista mientras que los jugadores controlan las “funciones especiales” de los coches desde la aplicación iOS del juego. Los jugadores podrán programar las características de sus coches y definir “su estilo” (capacidad para bloquear contrincantes y no dejarse adelantar, tender al adelantamiento o, directamente, inutilizar a los coches rivales).  Cada coche posee una serie de “armas” con las que atacar a los contrincantes y hacer que su viaje sea algo más complicado. Esta cualidad lo acerca más a Mario Kart que a un Scalextric, pero promete ser divertido.

Los coches han sido diseñados por el prestigioso diseñador de automoción Harald Belker, autor de los diseños del Batmóbil de 1996, el coche de Minority Report o las motos de Tron: Legacy, entre otros diseños del celuloide. Dicho proyecto supone la culminación de un proyecto iniciado por tres estudiantes de robótica de la Universidad de Carnegie Mellon, Boris Sofman , Mark Palatucci y Hanns Tappeiner.


Fuente: Anki Drive
Vía: Engadget

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta