El Gumpert Apollo fue uno de esos modelos que se ha quedado en la retina de un buen número de aficionados. Pero la firma alemana se fue a la quiebra y por suerte fue recuperada por unos inversores de Hong-Kong que la devolvieron la vida con el nuevo nombre de Apollo Automobil. El año pasado presentaron el Apollo Arrow, pero ahora vuelven a la carga con el impresionante Apollo Intensa Emozione (IE para los amigos).

Este ejemplar se trata de una superdeportivo que no es matriculable, por lo que solamente podrá rodar en circuitos. Queda claro tras mirar su impresionante exterior, una carrocería de fibra de carbono meticulosamente esculpida que le da un aspecto arrebatador. Sin duda, su enorme alerón trasero debería entrar directamente a nuestro ‘Top 10’. El Apollo IE no sigue ninguna norma establecida y eso lo convierte en uno de los vehículos más radicales que se puedan ver hoy en día.

Si hay que excusar una carrocería tan extrema tendremos que decir que todo es por la aerodinámica, consiguiendo hasta 1.350 kg de downforce a máxima velocidad. El Apollo Intensa Emozione se debe a la técnica y nada ha sido hecho por casualidad. Tanto es así que la fibra de carbono está presente en su chasis monocasco, en sus bastidores y en toda la carrocería. El resultado es un peso de solamente 1.250 kg con un reparto equilibrado de 45:55.

El interior no se queda atrás y se muestra muy llamativo gracias a su color rojo que lo inunda todo. Aquí se ha eliminado todo lo prescindible, de hecho los asientos son directamente unos cojines montados sobre la fibra de carbono. Cada puesto de conducción será hecho con las medidas de su propietario, ya que no hay ajuste posible. Cuenta con una instrumentación digital y un volante plagado de botones, con funciones desde los intermitentes, hasta los limpiaparabrisas, pasando por las marchas.

Norman Choi, CEO de Apollo, no quería entrar en la dinámica de superdeportivo híbrido como está de moda ahora. Por ello han montado en este modelo un motor V12 atmosférico de 6.3 litros (de origen Ferrari) que desarrolla 780 CV y 759 Nm de par a 9.000 rpm. Está ligado a una caja de cambios secuencial de seis velocidades y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 334 km/h.

Para poner un poco de control a toda esa potencia se beneficia de unos frenos carbocerámicos firmados por Brembo. Su comportamiento será ejemplar gracias a una suspensión push-rod inspirada en las de la Fórmula 1, con amortiguadores Bilstein ajustables. También contará con los modos de conducción Wet, Sport y Track; para cada ocasión. Solamente se harán 10 unidades del Apollo Intensa Emozione y cada uno tiene un precio de partida de 2,3 millones de euros.

Fuente – Apollo

Galería de fotos:

Ver galeria (30 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta