Aunque Steve Jobs falleciera y Samsung se haya aupado por primera vez como líder de ventas de smartphones en Estados Unidos, Apple continua siendo tendencia. La firma de Cupertino ha revolucionado en los últimos años la industria de las nuevas tecnologías, con un estilo y un diseño que se han convertido en su marca de identidad en todo el planeta.

Tal ha sido la influencia de Apple en el estilo de vida de los ciudadanos que su importancia ha traspasado los límites de su propio mercado. Algunos expertos aseguran que desde que Apple se convirtiera en la empresa más importante del planeta, el color blanco ha vuelto a resurgir como tonalidad predilecta en todos los ámbitos comerciales.

Así también lo asegura BMW : “Apple ha hecho que el blanco tenga valor”, ha declarado Sandy McGill, diseñador de BMW Designworks, en una entrevista concedida al blog especializado Motoramic. “Este color se asociaba antes con cosas como neveras o azulejos de baño”, añade.

A pesar de estos prejuicios, desde su nacimiento, Apple apostó decididamente por el color blanco para sus dispositivos. Con el paso de los años continua siendo el color preferido para sus millones de clientes, aunque es cierto que otras tonalidades, especialmente el negro, han ido ganando terreno. En las presentaciones que realiza para dar a conocer sus nuevos aparatos, el blanco siempre es el color escogido y es que la sensación de pureza le ha dado buenos réditos económicos a la compañía.

Como consecuencia de la cada vez mayor implantación de la firma Apple en todo el mundo, el blanco resurgió de las cenizas para ganar protagonismo más allá de las fronteras de la manzana, por ejemplo en el sector de los automóviles, a pesar de que, tal y como afirma McGill, “requiere mucho mantenimiento”.

Vía: El Economista

1 COMENTARIO

Deja una respuesta