Dentro de unos meses, se ofrecerá el Jaguar XF y Jaguar XJ con tracción integral All-Wheel Drive (AWD), desarrollada junto a Land Rover. La idea es aumentar cuota de mercado en aquellos países donde esta tracción a las cuatro ruedas es casi obligatoria (y nos viene a la cabeza el norte de Europa y algunas zonas de Estados Unidos). En su tierra, el Reino Unido, no va a venderse, por ejemplo, pero el objetivo es aumentar las capacidades del Jaguar XF y el Jaguar XJ, en condiciones climáticas adversas y de poca adherencia.

Esta tracción solamente se montará con el nuevo motor 3.0 V6 Supercharged, que desarrolla 340 CV de potencia y un par máximo de 450 Nm, producido a partir de 3.500-5.000 rpm, con 400 Nm disponibles desde poco más de 2.000 rpm. (este propulsor reemplaza al anterior 5.0 V8 atmosférico).

Con este motor, tanto el Jaguar XF como el Jaguar XJ tardan 6,4 segundos en pasar de 0 a 100 km/h. y alcanzan una velocidad máxima de 250 km. El consumo combinado es de 9,8 litros a los 100 km. y emite 234 gr de CO2, en ambos modelos (apenas consume un 0,4 más que con la tracción normal). La tracción total se combina con la transmisión automática ZF de ocho velocidades y el sistema Stop/Start de Jaguar.

Jaguar XF AWD

Jaguar promete que sus XF y XJ AWD siguen siendo igual de ágiles sin perder el tacto de la dirección en una conducción más deportiva. ¿Cómo lo lograrán? En condiciones de asfalto seco, el nuevo sistema AWD de Jaguar impulsa principalmente el eje trasero, analizando de modo constante los niveles de adherencia y la posición del volante y el acelerador. Pero no es una propulsión trasera excluiva: si se pierde adherencia envía al tren delantero el par necesario para optimizar la motricidad y garantizar la máxima tracción.

Cuando el conductor selecciona el modo Winter (invierno), advierte al sistema de que la motricidad puede verse comprometida y hace que se destine una mayor proporción del par motor al tren delantero, gracias a que el nuevo sistema AWD está sincronizado con el Jaguar Drive Control. Como el Control Dinámico de Estabilidad (DSC) se integra con el Sistema Antibloqueo de Frenos (ESP) y cada rueda puede frenar individualmente y repartir el par a cada rueda de un mismo eje para mejorar aún más la seguridad. Se puede repartir hasta el 50% del par entre los dos ejes, aunque no han especificado cuál es el máximo que se puede destinar a un eje.

No sabemos si llegarán a España ni a qué precios todavía, pero exteriormente de distinguirán por el logotipo 3.0 AWD.

Galería de fotos de los Jaguar XF y XJ con tracción total AWD:

Ver galeria (20 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta