Los próximos 18 y 19 de agosto tiene lugar el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, un evento muy especial en el que se juntan algunos de los vehículos más exclusivos del planeta. Allí en Monterey (California), también tienen lugar algunas subastas y RM Sotheby’s tendrá bastante protagonismo. Uno de los culpables es este Aston Martin DBR1 de 1956, uno de los cinco ejemplares que se hicieron de este modelo histórico.

Además no se trata de uno cualquiera, sino del primero de todos. El DBR1/1 es un vehículo de competición que llegó en una época en la que había una competitividad brutal con modelos tan reconocidos como el Ferrari 250 GTO o el Mercedes 300 SLR. Echando la vista atrás, esta unidad fue conducido por pilotos de la altura de Stirling Moss (ganó los 1.000 kilómetros de Nürburgring en 1959), Carroll Shelby, Jack Brabham . Roy Salvadori

Este modelo cuenta incluso con una victoria en las 24 horas de Le Mans, aunque no fue esta unidad sino el DBR1/2. Después de esos años de gloria, el vehículo fue retirado de la competición y empezó a pasar por las manos de varios propietarios. Su actual dueño ha decidido subastarlo y ahora tiene todas las papeletas de convertirse en el Aston Martin más valioso de la historia e incluso el modelo británico más caro.

No es de extrañar, pues es la primera vez que vemos un DBR1 en subasta pública. Ya se ha empezado a hablar de cifras superiores a los 20 millones de dólares (unos 18 millones de euros), pero habrá que esperar para comprobarlo. Habrá más representación de la firma de Gaydon gracias a un Aston Martin Ulster Competition Sports de 1935 que podría alcanzar los 2,5 millones de dólares, un Aston Martin DB4GT de 1959 valorado en 7 millones de dólares y un Aston Martin DBR9 de competición por unos 375.000 dólares.

Fuente – RM Sotheby’s

Vía – Carscoops

Galería de fotos:

Ver galeria (45 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta