Sabemos que mucha gente no está contenta con el DBX. Para muchos entusiastas incondicionales, los fabricantes como Aston Martin nunca deberían construir un SUV. Después de todo, un crossover tiene compromisos de rendimiento inherentes que no están presentes en carrocerías familiares igualmente prácticas. Para aquellos que desean esta última opción, les presentamos esto: el Aston Martin Rapide Bertone Jet 2 + 2.

Visto por primera vez durante el Salón del Automóvil de Ginebra de 2013, este shooting brake fue la última obra construida por el carrocero italiano antes de que declararse arruinado, un proyecto único diseñado y comisionado por el hombre que creó una pareja de prototipos basados en un Aston Martin DB2/4 de 1954. Bien, ahora tienes la oportunidad de comprarlo junto con el modelo de arcilla de tamaño completo y el molde de fibra de vidrio que lo precedieron.

El Aston Martin Rapide Bertone Jet 2 + 2 fue concebido en homenaje tanto al centenario de la marca como para celebrar las seis décadas de cooperación entre el fabricante de Gaydon y el estudio de diseño turinés. En ese momento, la identidad del cliente que lo encargó se mantuvo en secreto. Barry Weir, el entusiasta de los coches y famoso por su récord mundial de rally de cuatro continentes, 22 países y 34.000 millas (55.000 km) en el 2000, lo ha puesto a la venta.

Tomando como base a la berlina Rapide, el equipo de Bertone agregó una nueva puerta trasera, un techo de cristal tintado que cubre el techo en su totalidad y un suelo trasero deslizante. Aston Martin aprobó los cambios sugeridos, lo que supuestamente pretendía poner el automóvil en producción en forma de edición limitada a través de la construcción de una decena de ellos. Pero eso nunca sucedió, ya que Bertone se declaró en bancarrota poco después de comenzar.

Se dice que el producto terminado comparte el 70 % de su ADN con el Rapide, incluido el V12 de 5.9 litros con 477 CV y 600 Nm, la distancia entre ejes y un peso en vacío casi idéntico. En el interior, presenta una configuración 2 + 2 con cuatro asientos individuales, siendo los dos de la parte posterior plegables con solo presionar un botón. Con un 0 a 100 km/h en poco más de cinco segundos y una velocidad máxima cercana a los 300 km/h, es un familiar de primer nivel.

Con la idea de aportar algo más de lujo al habitáculo, Bertone le dio al interior un poco de madera, aluminio esmaltado y adornos de cuero bicolor, por solicitud de Weir, cuyo nombre está grabado en una placa. Exteriormente, aparte de los cambios obvios, tanto el frontal como la zaga recibieron un parachoques de nueva factura, mientras que los faros posteriores se tomaron de un Vanquish. El diseño y la construcción del coche tomó alrededor de tres meses y medio.

Si estás interesado en este Aston Martin Rapide Bertone Jet 2 +2, ahora está a la venta en Piston Heads, pero no se incluye ningún precio. Sin embargo, no esperes ningún tipo de super oferta o ganga, estamos asumiendo que un Aston Martin único producido por una casa de diseño legendaria ahora desaparecida no será barata. Pero oye, gracias al molde que viene con él, al menos tendrás la opción de construir más ejemplares de este familiar con motor V12.

Fuente: Piston Heads
Galería de fotos:

Ver galeria (30 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta