El miércoles descubríamos la llegada de un Aston Martin Vantage muy especial, una hermosa pieza de maquinaria de propulsión con caja de cambios manual. El Aston Martin Vantage AMR, destinado a hacer las delicias de los más tradicionales, contará con un tercer pedal. Su transmisión manual de siete velocidades ha sido optimizada para la dura actividad que conlleva correr en pistas, y se combinándola con frenos carbonocerámicos.

Con una velocidad máxima de 314 km/h provista por un motor V8 biturbo de 4.0 litros de 510 CV, parece que será un coche realmente divertido, a pesar de que no es tan rápido como el Vantage estándar. El tiempo hasta los 100 km/h es de cuatro segundos, mientras que el cambio automático lo puede hacer tres décimas más rápido. De acuerdo con Aston Martin, la baja colocación del motor y el hecho de que se haya empujado lo más hacia dentro del chasis le da una distribución de pesos del 50:50.

Todo ese “peso” es otro de los elementos clave del Aston Martin Vantage AMR, es decir, que los ingenieros de la compañía han conseguido que el coche pese 95 kilos menos que su contraparte estándar (se queda en 1.535 kg). Para garantizar una experiencia más gratificante y atractiva de conducir un manual, la transmisión del Vantage AMR se acopla a un diferencial de deslizamiento limitado y tres modos de conducción: Sport, Sport+ y Race.

Además, cuenta con el sistema Amshift de la casa inglesa, el cual se encarga de ajustar las revoluciones del motor en cada cambio de marcha. En otras palabras, hará el punta tacón por nosotros. De todas maneras, si se quiere una conducción más tradicional, se puede desactivar mediante un botón en el habitáculo. Por su puesto, el pomo del cambio ha sido concebido inspirado en el mundo de las carreras, con una disposición de tipo “dog leg”, es decir, con la primera marcha hacia abajo.

Aston Martin solo fabricará 200 unidades del Vantage AMR con un precio que, en Alemania, parte en 209.995 euros. 141 de ellos estarán disponibles en distintos colores, pero los últimos 59 se harán con las mismas especificaciones para celebrar el 60º aniversario de la victoria del DBR1 en las 24 Horas de Le Mans. Esos en concreto, llamados “Vantage 59”, se pintarán en Stirling Green con acentos en verde lima, firma de AMR.

Si tienes tu corazón puesto en el Vantage AMR pero no te las arreglas para conseguir uno, no te preocupes. Desde Gaydon han dicho que el Vantage estándar tendrá como opción la transmisión manual a partir del primer trimestre de 2020, una vez que se hayan agotado todos los AMR.

Fuente: Aston Martin

Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta