Los coches autónomos parecen ser la tendencia que se adoptará en el futuro. Prácticamente todos los fabricantes de automóviles están investigando en esa línea y ya lo empezamos a ver reflejado en algunas tecnologías actuales. Y sin hay una ventaja que destaque en ellos es que podrían reducir significativamente los atascos en las ciudades. Así lo cree Audi, que lleva desde 2017 con el proyecto “Hora 25” entre manos para comprobar el tiempo que se ahorraría con este tipo de vehículos.

La marca de los cuatro aros ha contado con la ayuda del Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT) y de la consultora de Múnich MobilityPartners. La primera conclusión es que las flotas de coches autónomos pueden mejorar el tráfico en las carreteras gracias a su control inteligente. Con el tráfico completamente automatizado se reduciría el tráfico en un tercio, incluso si se desplaza un 12 % más de la población. Pero serían necesarios una serie de requisitos.

La movilidad compartida sería una de las claves. Esta tendencia que ha entrado con fuerza en nuestro país con el carsharing, contribuiría a descongestionar las ciudades. Si la tasa de ocupación de los vehículos pasase de 1,1 a 1,3 personas se acabarían los tediosos atascos. Otra ventaja de los autónomos sería el poder adaptar las vías dejando la mayoría en un solo carril y dejando el resto para peatones o bicicletas.

Este proyecto está utilizando el ejemplo de Ingolstadt, la sede de Audi, que tiene alrededor de 140.000 habitantes. Sin metro ni tranvía, la mayoría de su tráfico es de coches, por lo que resulta un escenario ideal. Centrándose en parámetros individuales, sin reparar en los cambios que tendrían en el comportamiento de los usuarios, se han observado algunos datos curiosos.

Para mejorar el tráfico de esta ciudad de forma apreciable sería necesario que el 40 % de los coches fueran autónomos. Cuando hay convergencia de coches convencionales y los automatizados, el tráfico no mejora en tanta medida. Si en la ciudad Alemana solo hubiera autónomos, la duración de los trayectos disminuiría un 25 %. El estudio de Audi despierta la curiosidad de cómo afectará está tecnología a las personas en el futuro y da algunas claves para el desarrollo de la tecnología.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta