El Audi R8 se mantiene casi como una especie en extinción en el mercado actual. El superdeportivo de los cuatro aros sigue haciendo gala de su mecánica V10 atmosférica tras la reciente actualización, que está presente tanto en la carrocería coupé como en la descapotable Spyder. Y una vez más vuelven a contentar a los seguidores más puristas con el lanzamiento del Audi R8 V10 RWD, que no es otra cosa que la variante de propulsión. Una forma de apostar nuevamente por una fórmula ya conocida.

Porque aunque la denominación no sea idéntica, este ejemplar es un sucesor del anterior Audi R8 V10 RWS que vimos antes del restyling. El resto de versiones del Audi R8 van ligadas obligatoriamente a la tracción quattro, pero con este modelo se quiere dar otra opción al público más exigente y purista, al que quiere sensaciones sin filtro. De esta forma, se emplea un esquema similar al del anterior modelo, pero con la estética del nuevo. Se adoptan esas líneas más marcadas y horizontales, con tomas de aire de mayor tamaño o esas ranuras bajo el capó que recuerdan al mítico Audi Sport quattro.

Aunque no queremos centrarnos demasiado en su aspecto, pues lo importante del Audi R8 V10 RWD está en el interior. Y no hablamos del habitáculo, sino del motor V10 atmosférico 5.2 FSI colocado en posición central. Este bloque, ya icónico, va ligado a la transmisión automática S tronic de doble embrague y siete velocidades. En este caso se queda en 540 CV y 540 Nm de par, los mismos que antes de la actualización y 30 CV menos que el actual, pero lo bueno es que pasan directamente al eje trasero.

De este modo, el Audi R8 RWD coupé es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (el quattro de 570 CV lo hace en 3,4 segundos) y alcanzar una velocidad máxima de 320 km/h. Si hablamos del Spyder, el 0 a 100 km/h se completa en 3,8 segundos y la punta es de 318 km/h. Porque hay que destacar que el de techo fijo pesa apenas 1.565 kg, lo que significa que son 65 kg menos que la versión quattro, mientras que el descapotable se queda en 1.695 kg. En ambos casos el reparto de pesos es de 40:60.

Este nuevo Audi R8 V10 RWD se convertirá en la versión más asequible del modelo cuando llegue al mercado a principios del próximo año 2020. Hablamos de que el coupé tendrá un precio de partida de 167.790 euros en España, al tiempo que el Spyder se venderá desde 178.590 euros.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (65 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta