Audi continúa ampliando el nicho de los SUV de altas prestaciones. La idea del Audi RS Q3 2020 es luchar de tú a tú con el próximo Mercedes-AMG GLA 45. En vez apostar por incorporar un motor más pequeño, la segunda generación del crossover deportivo de Ingolstadt emplea el mismo bloque de cinco cilindros 2.5 TFSI de su predecesor, esta vez afinado para entregar hasta 400 CV y 480 Nm.

Exteriormente, podemos diferenciar a la versión RS de un Q3 estándar por una parrilla Singleframe de específico acabada en negro brillante. Encima de ésta se han integrado un hueco de separación con el capó, una moda que ya estrenó el Audi A1. En la sección inferior y a los lados, las pseudo tomas de ventilación han crecido en tamaño, y ahora quedan abrazadas por una moldura plateada con forma de boomerang.

Moviéndose a la zaga, hay extensiones sobre el paragolpes, el cual ahora integra un nuevo difusor con salidas de escape ovaladas en ambos extremos. La lámina que separa visualmente el difusor del resto de la defensa puede estar pintada tanto en negro brillante como en plateado mate. Alzando la vista, hay un nuevo spoiler sobre la puerta del maletero. Las ruedas de 20 pulgadas (21” en opción) ahora cuentan con un margen de 10 milímetros extras frente a la aleta.

En el interior, el patrón se repite: deportividad moderada sin estridencias con la calidad típica de Audi. Cuero Nappa, Alcántara y costuras en contraste con diseño romboide forran los asientos, los primeros con reposacabezas integrados en un Q3. El volante deportivo con levas de aluminio son de nueva factura, y los clientes podrán elegir entre molduras de acabado en aluminio, antracita, negro piano o fibra de carbono.

Debajo de su carrocería, el Audi RS Q3 2020 está impulsado ​​por una versión mejorada del bloque de cinco cilindros turboalimentado de 2.5 litros del RS Q3 de primera generación, y también se utilizan en el TT RS. La unidad ha sido ajustada para producir 400 CV (340 CV en el antiguo RS Q3 y 367 CV en su versión Performance), y también ofrece 480 Nm de par motor (450 Nm antes) entre las 1.950 y 5.850 rpm. Además, también es 26 kilos más ligero.

Asociado al motor hay una transmisión de doble embrague de siete velocidades (S Tronic) que envía toda la potencia al suelo a través de un sistema de tracción a las cuatro ruedas de tipo Haldex (tracción delantera hasta que detecta pérdidas de motricidad). Con todo ello, el Audi RS Q3 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, pudiendo ser incrementada hasta los 280 km/h con el paquete Dynamic Plus.

La dirección de asistencia variable trabaja junto a un sistema de vectorización de par electrónico que ayuda al RS Q3 2020 a afrontar las curvas con gran precisión. La suspensión ha sido reducida en 10 mm frente al resto de versiones. El diferencial puede enviar más fuerza al eje trasero (suponemos que más del 50% estándar), y hay hasta seis modos de conducción: Comfort, Auto, Dynamic, Efficency, Individual o RS Mode, que a su vez da acceso a los nuevos modos RS1 y RS2.

En la lista de opciones hay un conjunto de amortiguadores adaptativos. Sin embargo, el diseño de la suspensión subyacente es bastante más familiar, con una configuración multibrazo en el eje trasero y MacPherson en la parte delantera. Por primera vez, el Audi RS Q3 también está disponible con frenos carbocerámicos de 380 mm opcionales; los discos de acero perforados con pinzas de seis pistones de 375 mm son estándar. En cualquier caso, atrás son de 310 mm.

El nuevo Audi RS Q3 es el tercero de los seis modelos firmados por Audi Sport que se lanzarán a lo largo de 2020 (el nuevo RS 6 Avant y el RS 7 Sportback ya se han revelado), y ha hecho su debut junto con el RS Q3 Sportback, mecánicamente idéntico. El plazo para solicitar cualquiera de los dos modelos abrirá en octubre y comenzarán a entregarse a los concesionarios a finales de 2019. El precio del Audi RS Q3 2020 partirá desde los 73.950 euros.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (55 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta