¿Cuál es el resultado de cruzar un Audi TT RS con un Audi Q3 Sportback? El Audi RS Q3 Sportback. Bajo su capó nos podemos encontrar con un motor turboalimentado de 2.5 litros capaz de entregar 400 CV y 480 Nm. Con esas cifras, simplemente se ha convertido en el SUV pequeño más potente y rápido del mercado.

En el frontal podemos encontrar una nueva parrilla Singleframe con diseño de panal y pintada en negro brillante. A ambos lados, las tomas de aire crecen en tamaño y reciben unas láminas con forma de boomerang. La parte que limita el capó con el paragolpes recibe una nueva rejilla, dentro de la línea que ya estrenó en Audi A1. Las llantas de aleación son de 20 pulgadas, aunque se pueden pedir de 21” opcionalmente.

Con su línea de techo tipo coupé con pendiente descendente, el Audi RS Q3 Sportback tiene una altura de 1.557 milímetros, 45 mm más bajo que el RS Q3. La línea ascendente del tres cuartos posterior en el Sportback se establece más cerca del suelo que en el modelo hermano, bajando el centro de gravedad óptico de la carrocería. Como tal, parece más musculoso, algo a lo que también ayudan los pasos de rueda, que se han ensanchado en 10 mm.

El diseño en la zaga luce una ventanilla trasera baja adornado en su parte más elevada con un alerón en negro brillante, garantizando más carga aerodinámica a altas velocidades. El escape RS es de doble salida oval, por supuesto cromadas. Se encuentra en un parachoques de diseño específico con un difusor integrado y molduras horizontales en negro brillante, también disponible en aluminio mate como opción.

El estilo de fuera continúa en el habitáculo, ya que los conductores se podrán sentar detrás de un volante con la sección inferior del aro achatada y nuevas levas tras él. Los materiales que revisten el interior son todo lo que podrías esperar de un Audi tope de gama: cuero negro Nappa y acentos en Alcántara con el logotipo “RS” grabado en relieve. Los asientos con reposacabezas integrados son los primeros en un Audi Q3.

Debajo del capó se encuentra el motor turboalimentado de cinco cilindros y 2.5 litros que ha visto un servicio incondicional en varios modelos de Ingolstadt en los últimos nueve años. En su última iteración, es capaz de generar 400 CV de potencia entre las 5.850 y 7.000 rpm, y 480 Nm desde las 1.950 hasta 5.850 rpm. La potencia se transmite a las cuatro ruedas a través de una transmisión de doble embrague de siete velocidades (STronic).

El Audi RS Q3 Sportback acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, mientras que la velocidad máxima es de 250 km/h. Si se solicita el paquete opcional Dynamic Plus, la punta aumenta hasta los 280 km/h. Y como una gran velocidad conlleva un gran sistema de frenado, el RS Q3 Sportback cuenta en su eje anterior con discos de acero perforados de 375 mm delante y 310 mm detrás. Los cerámicos de 380 mm (detrás igual) también están dentro del equipamiento opcional.

La dirección es de asistencia variable, y junto con el sistema de vectorización de par, el Audi RS Q3 Sportback puede afrontar con gran dinamismo las curvas, mientras que un diferencial central de placas múltiples controlado electrónicamente envía más fuerza al eje trasero en los modos de conducción más deportivos. La suspensión deportiva estándar RS reduce la altura de conducción en 10 mm.

El sistema Audi Drive Select influye en la entrega de fuerza a las ruedas y en otros compendios como la dirección, la suspensión, la caja de cambios y el sonido del motor. Dependiendo de la selección, hay hasta seis modos distintos: Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency, Individual o RS Mode, que a su vez da acceso directo a los nuevos modos RS1 y RS2, las dos preferencias dinámicas que configure el propio conductor.

Los pedidos para solicitar el nuevo Audi RS Q3 Sportback se abrirán en octubre. Llegará a los concesionarios a finales de 2019 con un precio de partida de 76.050 euros.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (71 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta