Hace muy poco tiempo estábamos probando el nuevo Audi A3 Sportback, que es la cuarta generación del compacto alemán. Mencionábamos que en el apartado mecánico todavía quedaban novedades por llegar y ahora se suma a la gama la primera versión deportiva. El Audi S3 Sportback 2020 ocupa esa posición intermedia entre las variantes más normales y el radical RS 3 Sportback que aún está por llegar. Mejora a su antecesor e introduce cambios importantes.

A nivel estético ya vimos que se trataba de una evolución bastante notable teniendo en cuenta la tendencia continuista de Audi. En el caso del S3 Sporback, cuenta con una parrilla Singleframe con un entramado llamativo, tomas de aire más grandes y las carcasas de los retrovisores con un acabado en aluminio. También hay que mencionar las ópticas delanteras, que pueden ser Matrix LED, o las llantas de 18 pulgadas con pinzas de freno negras (opcionalmente 19 pulgadas y pinzas rojas). La zaga queda rematada por un difusor de gran tamaño que integra cuatro salidas de escape.

El motor que da vida al Audi S3 Sportback sigue siendo el 2.0 TFSI de cuatro cilindros. Llega hasta los 310 CV y 400 Nm de par, una cifra bastante respetable teniendo en cuenta que es un compacto y que todavía falta por llegar el RS 3 Sportback (que superará los 400 CV). Este ejemplar aparece con la transmisión automática S tronic de siete velocidades y con la tracción total quattro por defecto. De esta forma se aseguran una transmisión óptima del par entre las cuatro ruedas.

Con estas credenciales, el Audi S3 Sportback es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. También es interesante la configuración de la suspensión, que reduce la altura de la carrocería en 15 mm y tiene un tarado más rígido. Opcionalmente se puede montar el tren de rodaje deportivo S con control de amortiguación. Otra novedad técnica es el amplificador eléctrico de la frenada para conseguir una desaceleración fuerte y espontánea.

En el interior de esta compacto deportivo encontramos la misma tecnología que se incorporó en esta cuarta generación. De serie cuenta con el Audi virtual cockpit de 12,5 pulgadas, que recibe algunas pantallas específicas. Destacan los asientos deportivos, cuya tapicería ha sido realizada con botellas de plástico recicladas. El sistema multimedia MMI es de nueva generación, se controla mediante la pantalla táctil de 10,1 pulgadas y cuenta con todo tipo de servicios conectados.

Tampoco podían faltar algunas ayudas a la conducción en este modelo. Cuenta con el Audi pre sense front con asistente de esquiva, el aviso de salida involuntaria de carril o el asistente de aparcamiento de serie; mientras que puede sumar otros como la alerta del tráfico cruzado o el control de crucero adaptativo de forma opcional. La llegada del Audi S3 Sportback a los concesionarios está fijada para principios de octubre y tendrá un precio de 53.900 euros en nuestro país.

Galería de fotos:

Ver galeria (40 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta