Este año se está cumpliendo el centenario de Bentley. La marca de Crewe no ha querido dejar pasar la oportunidad y lo ha celebrado con algunas ediciones especiales de sus Continental GT y Continental GT Convertible. Aunque su máximo homenaje se acaba de realizar a través de un prototipo, el Bentley EXP 100 GT. Se trata del ejemplar que marca la hoja de ruta de Bentley de cara a futuro, mostrando cómo imaginan que serán sus coches en el año 2035.

Se trata de un imponente coupé de grandes dimensiones con un diseño realmente llamativo y futurista. El prototipo mide 5,8 metros de largo y casi 2,4 metros de ancho, mientras mantiene una altura realmente reducida. Además, hay que tener en cuenta que este tamaño hace que tenga un peso total de 1.900 kg. Llama la atención las enormes puertas laterales con apertura de tijera para permitir un acceso cómodo a ese interior que tiene cuatro plazas.

En el esculpido exterior destacan elementos como los característicos faros redondos, que quedan a ambos lados de una llamativa parrilla iluminada. La “B” alada también aparece con iluminación justo sobre el capó, montada sobre una moldura cromada que atraviesa la parte delantera de forma longitudinal. En la zaga también se anuncian unos pilotos con tecnología OLED que se juntan en el centro.

El interior llama la atención por esos cuatro asientos individuales que son capaces de adaptarse al usuario en función de algunos datos biométricos como la presión arterial o de su postura al sentarse. Otro destacado en el habitáculo del Bentley EXP 100 GT es el asistente personal con inteligencia artificial que se encarga de cualquier tarea que proponga el usuario y de mantener una atmósfera agradable y adaptado al estado de ánimo de las personas.

Bentley suele ser sinónimo de alta calidad y lujo. Para el prototipo se han empleado todo tipo de materiales que no hacen otra cosa que aumentar su exclusividad. Se ha apostado por una innovación sostenible y han contactado con colaboradores respetuosos con el medio ambiente. Les aportan algunos detalles de cobre, de una madera conservada durante 5.000 años, de una tela especialmente bordada, un cuero suave y natural e incluso aprovechando lo sobrante de la elaboración del vino para hacer otro tejido similar al cuero.

Y como buen prototipo futurista, este Bentley EXP 100 GT se mueve gracias a un sistema de propulsión eléctrico. Cuenta con nada menos que cuatro motores (uno en cada eje) que se combinan para generar 1.500 Nm de par. Eso le vale para tener unas prestaciones destacadas a pesar de su tamaño, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y una velocidad máxima de 300 km/h. Aunque no anuncian la capacidad de su batería, dicen que la autonomía será de 700 kilómetros y que puede hacer una recarga rápida al 80 % en 15 minutos. Permitirá elegir si conducirlo o que sea totalmente autónomo.

Fuente: Bentley

Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta