El Ferrari 365 GT4 BB es uno de los modelos más carismáticos de la marca. Fue el perfecto representante de lo que fue la industria en la década de los 70, siendo el padre del Ferrari 512 BB y estrenando esa denominación. A lo largo de los años se ha extendido la creencia de que eran las iniciales de “Berlinetta Boxer”, pero ahora se descubre que este mítico modelo debía su nombre a una mujer.

Así lo ha desvelado su diseñador, Leonardo Fioravanti, en una entrevista reciente en la nueva revista británica The Road Rat. El italiano trabajó para Pininfarina firmando algunos diseños inolvidables como el de la versión de calle del Ferrari 250 LM o colaborando en el Dino 206 GT. Ahora dice que cuando vieron el primer prototipo del 365 GT4 BB, todos pensaron en Brigitte Bardot. Su hermoso diseño y sus formas proporcionadas evocaron a uno de los iconos del momento.

Bardot fue una actriz y cantante francesa que estuvo muy presente en las décadas de los 50 y 60. A lo largo de su carrera, actuó en 47 películas y fue una de las grandes figuras de la cultura pop de la época. También de cierto aperturismo en el mundo del cine, apareciendo con poca ropa en algunas escenas y quedando grabada en la mente de muchos aficionados… y del equipo de diseño de Ferrari. Internamente empezaron a referirse al coche como BB por Brigitte Bardot.

Aunque claro, no podían llamar a uno de sus coches como la famosa actriz francesa de forma oficial. En ese momento a alguien se le ocurrió que las iniciales también podían relacionarse con “Berlinetta Boxer”. Era un nombre comercial que tenía (y tiene) gancho y que permitía a la vez conservar ese pequeño homenaje. Sin embargo, no era un término demasiado correcto. Berlinetta hace referencia al motor delantero, cuando el 365 GT4 fue el primero con motor central. Boxer habla de la distribución de sus cilindros, pero en realidad el doce cilindros es un V12 plano (a 180º)

Finalmente el equipo de Fioravanti pudo conservar su nombre en secreto y escondido bajo una denominación más comercial. Una de esas curiosidades del mundo del automóvil que ha pasado varias décadas escondida hasta que el propio diseñador, con 80 años de edad, ha confesado su verdadero origen.

Fuente: The Road Rat vía Road&Track

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta