La vuelta a la vida de la Serie 8 de BMW ha sido uno de los acontecimientos del año. El gran turismo de dos puertas sorprendió a buena parte de los aficionados por su atractivo diseño y sus mecánicas potentes. Aunque todavía no ha llegado al mercado (las primeras unidades están saliendo de la línea de montaje), ya se habla acerca de otras carrocerías que pudieran completar la gama. El siguiente en llegar será el BMW 8 Cabrio, que se encuentra terminando su fase de desarrollo.

El descapotable se ha dejado ver altamente camuflado realizando pruebas en zonas remotas como el Valle de la Muerte y también en Las Vegas (Estados Unidos). Durante estas jornadas se está probando su fiabilidad ante condiciones extremas, no hay que olvidar que en esa región destacan las temperaturas que llegan a alcanzar los 50 ºC y la exposición al sol y al polvo proveniente del desierto de Mojave.

Si el coupé tenía la peculiaridad de contar con un techo de CFRP de serie, en este caso ha sido sustituido por una capota de lona. Es otro de los aspectos que está siendo probado en el Serie 8 Cabrio, para que el aislamiento de este elemento y el funcionamiento del mecanismo que lo acciona sean óptimos. La electrónica y el buen hacer de sus sensores, cámaras y pantallas; son otros factores que están siendo testados por parte de la marca alemana.

Después de pasar por el calor, le tocará el turno al frío. Hay previstas más pruebas en Arjeplog (Suecia) una región cercana al Polo de Norte. También en algunos circuitos europeos como el de Miramas o el de Nürburgring. Después de esos pasos se espera que el BMW Serie 8 Cabrio esté completamente listo para llegar al mercado, como ya está haciendo la variante de techo rígido. Veremos si lo hace con las mismas mecánicas, el diésel 840d xDrive de 320 CV y el gasolina M850i xDrive de 530 CV.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta