BMW i4 M50 – 2
Mario Nogales

BMW i4 M50: el primer eléctrico de corte deportivo llega hasta los 544 CV

Desde hace unos años nos venimos preguntando cómo serían los coches deportivos en el futuro, ahora que todo está marcado por la electrificación. Aunque no transmitirán lo mismo que los actuales de combustión por algunas cuestiones como el sonido, lo cierto es que su desempeño estará a la altura. Lo podemos comprobar solo con ver modelos como el BMW i4 M50 que acaba de ser presentado. La versión tope de gama del BMW i4 alcanza un nuevo escalón dentro de la marca.

Se trata del primer M totalmente eléctrico y trata de llevar toda la experiencia de la división deportiva a este nuevo formato. Aunque inicialmente se pensó que esta versión sería un M Performance, algo más descafeinado, quiere ganarse el respeto de sus rivales con unos niveles de rendimiento que no están muy lejos de los BMW M3 y M4 Competition. De hecho, éste i4 M50 es más potente que los modelos con el seis cilindros de gasolina.

Esta berlina eléctrica cuenta con un sistema de propulsión eléctrico formado por dos motores, uno situado en cada eje para dotarle de tracción total. El delantero tiene una potencia de 258 CV (190 kW), mientras que el trasero alcanza los 313 CV (230 kW). Ambos se combinan para lograr una potencia máxima de 544 CV y 795 Nm de par durante la función Sport Boost, que dura 10 segundos. En condiciones normales su potencia se queda en 476 CV y 730 Nm, que no está nada mal.

Es más potente que los M3 y M4, aunque sus prestaciones son bastante similares. El BMW i4 M50 acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos (igual que los de combustión), mientras que la velocidad máxima es de 225 km/h (alejado de los 290 km/h de los M3 y M4). Aún así, son datos bastante destacados si los comparamos con el i4 eDrive40 que completa el 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y se queda en 190 km/h de punta. Y todo ello con una autonomía que todavía está por encima de la de muchos rivales.

El BMW i4 M50 homologa 510 kilómetros con una carga según ciclo WLTP. Lo consigue gracias a la batería de iones de litio con 83,9 kWh de capacidad (80,7 kWh netos). Acepta cargas rápidas a 210 kW para llegar del 10 al 80 % en 31 minutos, mientras que en una carga trifásica de 11 kW se cargaría en 8 horas y media. La puesta a punto de esta versión deportiva también ha sido trabajada y cuenta con la suspensión adaptativa M para mejorar su comportamiento. Los frenos deportivos M o una dirección específica también contribuirán a la causa.

Galería de fotos:

  • BMW
  • BMW i4
  • coches eléctricos