Cuando hablamos por primera vez del BMW M340i xDrive Touring nos referimos a él como la antesala a ese M4 familiar que nunca llegaremos a ver. Este ejemplar se beneficiaba del motor de seis cilindros en línea y 3.0 litros para convertirse en el tope de gama de la nueva generación el Serie 3 Touring. Ahora llega una edición especial que lo convierte en un objeto de deseo aún más preciado, hablamos del BMW M340i xDrive Touring First Edition.

Haciendo referencia a su nombre, solamente se harán 340 unidades de esta edición limitada que ha sido personalizada hasta el extremo gracias al departamento BMW Individual. El M340i xDrive Touring ya contaba con un equipamiento muy completo de serie, pero aquí se han sobrepasado los límites. Se aprecia a simple vista con su carrocería pintada en el tono Frozen Dark Grey metalizado o con ver las llantas M de 19 pulgadas en un acabado bitono. También gracias a algunos accesorios M Performance como es el caso del difusor trasero de carbono o de los frenos deportivos.

En el interior también destacan algunas bondades como la tapicería cuero completo BMW Individual Silverstone/ Fjordbluecon con costuras en Kyalami orange haciendo contraste. No pueden faltar el tablero de instrumentos BMW Individual revestido de cuero, la calefacción y el soporte lumbar para los asientos delanteros, los cinturones de seguridad M o las molduras numeradas que acreditan que se trata de una edición limitada.

En cuanto a la tecnología, opcionalmente puede montar los faros BMW Laserlight y de serie trae el BMW Live Cockpit Professional, punto de acceso Wi-Fi, carga inalámbrica para smartphone, Connected Package Professional, sistema de altavoces HiFi, acceso confort o dispositivo de alarma. No pueden faltar en este BMW M340i xDrive Touring First Edition sistemas de ayuda a la conducción como el Reversing Assistant, capaz de recorrer y memorizar los últimos 50 metros de un trayecto para recorrerlos marcha atrás de forma autónoma.

Galería de fotos:

Ver galeria (50 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta