Como un ejercicio de desarrollo destinado a explorar de lo que es técnicamente posible, BMW ha modificado un Serie 5 en un vehículo completamente eléctrico capaz de completar un registro de 0 a 100 km/h “cómodamente en menos de tres segundos”. Se llama BMW Serie 5 Power BEV (Battery Electric Vehicle) y es una mirada al futuro por parte de la marca.

En lugar de un propulsor de combustión interna con su correspondiente transmisión, hay un trío de motores eléctricos: dos de ellos impulsan el eje trasero y el tercero el delantero. El resultado es una potencia de salida combinada de 720 CV, más de un centenar más de caballos que el actual M5. BMW manifiesta que el empaque del coche de desarrollo no compromete el espacio para sus ocupantes respecto a cualquier otro Serie 5.

El equipo de desarrollo detrás del Serie 5 Power BEV dice que este concepto fue diseñado para impresionar a los conductores en términos de velocidad en línea recta, manejo y dinámica lateral. El equipo se centró en el tren motriz y el chasis para extraer el mayor rendimiento posible del automóvil. Gracias al sistema de vectorización E-torque la potencia se gestiona eficazmente, incluso cuando las maniobras de conducción se consideran “extremas”.

Si su aceleración resulta apabullante, la velocidad máxima también va acorde con el resto del conjunto: 300 km/h

Se supone que esta configuración es más efectiva y precisa que un diferencial de deslizamiento limitado convencional, que solo reacciona a un cambio en la velocidad de rotación entre las ruedas motrices. Es de destacar que los tres motores eléctricos tienen el diseño de quinta generación más reciente de BMW, que no incluye ninguno de los minerales altamente contaminantes que se utilizan comúnmente en la mayoría de los motores eléctricos.

Estas baterías harán su debut en la producción del futuro SUV eléctrico iX3, aunque este último tendrá solo un motor en vez de tres. ¿Por qué utilizar entonces un Serie 5 como vehículo donante? Bueno, BMW dice que era más fácil integrar todo el complejo eléctrico en su berlina media que en cualquier otro modelo de su línea de producción. Si a la compañía le diese por fabricarlo, sin duda el Tesla Model S tendría un duro rival.

Para dar más credibilidad al potencial ingenieril que supone el Serie 5 Power BEV, la compañía bávara ha anunciado que, para 2023, tendrá 25 modelos disponibles en la gama con la mitad de ellos electrificados. En total, BMW espera un aumento del 30% de las ventas de sus vehículos eléctricos e híbridos entre 2019 y 2025. Si bien el Serie 5 Power BEV puede ser solo una mula de desarrollo, hace que veamos con mejores ojos un posible superdeportivo eléctrico de BMW.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta