Italia y Alemania -siempre se llevaron bien- se dan la mano en este auténtico super deportivo, para “parir” un coche que se sale de toda norma. En un entorno tan idílico como Villa d’Este, y antes del afamado Concorso d’Eleganza, se puso de largo el BMW Zagato Coupé, un deportivon que, sin duda alguna rompe moldes. El BMW Zagato Coupé representa una perfecta unión entre el diseño y la adrenalina de carretera, un cóctel nada fácil de conseguir. Es un más que un dignísimo sucesor de los Z3 y Z4… aunque es difícil que acabe siendo llevado así a producción.

Echándole un vistazo a su exterior, el “cuerpazo” tridimensional del deportivo aprovecha una gran anchura y una rotundidad en las formas que potencia su fuerza en la carretera. La doble burbuja que encontramos en el techo, tan característica de Zagato, dota al deportivo de una personalidad propia que lo diferencia claramente. Su frontal tan “descarado” marca la línea de entrada del diseño, con unas formas llenas de dinamismo que se extienden por todo el coche. Un par de tomas integradas en el capó ayudan a enviar aire al compartimento del motor.

En la parte de atrás, destaca la cola Kamm o cola tronca, como solución aerodinámica en la que Zagato ha trabajado desde los 60′. Esa “musculación” remata en este BMW el perfecto homenaje a los deportivos más clásicos revisitados desde el siglo XXI.

En el interior, se conjugan el dinamismo propio de un gran deportivo con la geometría horizontal del diseño. Los tonos, que alternan grises claros y oscuros en la tapicería de cuero, ayudan a aportar un toque de distinción al conjunto, convirtiendo a este deportivo en unamuy probable pieza de colección para amantes de lo exclusivo.

Además, dos accesorios portaobjetos reproducen la silueta de la doble burbuja que mencionábamos en el capítulo del exterior. El morro de este Zagato es muy alargado, las branquias le otorgan mayor deportividad y una bella transición entre las ventanas laterales y la zona posterior le dan -de nuevo- un enorme dinamismo. Las llantas son de 19″. Los pasos de rueda, elevados hasta sobrepasar la línea general, ayudan a ver el diseño de Zagato como una oda al movimiento. Aquí puedes verlo en vídeo:

  • Un poco de historia

Como finalización de este post, vamos a recordar un poco: frisando los años 40, aparecía el primer BMW hecho a medida a partir de un BMW 328. Era el BMW 328 Mille Miglia. Aquella creación, resultó vencedora de la prueba en 1940, fue el comienzo para que Bayerische Motoren Werke estableciera contacto con el diseñador Renzo Rivolta y adquiriera los diseños y patentes que permitirían el lanzamiento del BMW Isetta.

Pues bien, ahora, la familia Rivolta vuelve a trabajar para BMW, recuperando una tradición de diseñadores italianos que dio en su momento joyas como los BMW 3200 Michelotti Vignale y BMW 700 en 1959. En este Zagato Coupé, Marella Rivolta, que es la esposa de Andrea Zagato y la directora de Arte de Zagato, firma la parte de acabados y colores.

El tono que se ha dado al Zagato es el Rosso Vivace, fruto de una sofisticada tecnología de pintado que da al modelo un aspecto tan brillante como poderoso. El color adquiere una enorme variedad de matices entre el negro y el rojo vivo.

Galerían de imágenes del BMW Zagato Coupé

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta