Cuando el Bugatti Chiron llegó al mercado hace un par de años pensamos que sería muy complicado superarlo. Pero a la marca le van los retos y por eso presentan el Bugatti Chiron Sport, una versión mejorada que dará mucho de qué hablar. Para los que pensaran que no era suficiente, ahora el hiperdeportivo se somete a una dieta para rebajar su peso y recibe algunas mejoras para ser más rápido que nunca.

Para distinguir estéticamente este ejemplar del resto hay que fiarse en un par de detalles. El primero son las llantas ‘Course’ de nuevo diseño y el segundo son las cuatro salidas de escape redondas, que sustituye a las anteriores rectangulares. Aumentan las opciones en cuanto a personalización de su carrocería y muestra de ello es el número 16 de su parrilla delantera. En el interior también hay detalles específicos como los acabados negros anodizados y los logotipos con el nombre del modelo.

El Bugatti Chiron Sport mantiene el superlativo motor W16 con cuatro turbos y 8.0 litros con su potencia intacta. Seguirá desarrollando los mismos 1.500 CV y 1.600 Nm de par, las mejoras en el rendimiento vienen por otros lados. Este ejemplar estrena un paquete que mejora el comportamiento dinámico con una suspensión un 10 % más rígida, algo que se deja notar en el modo de conducción Handling, y una optimización del diferencial trasero.

Con ello se consigue que las reacciones del Chiron Sport sean mejores, principalmente en curvas cerradas. Otra de las principales novedades de este modelo es que pesa 18 kg menos que el de serie. Eso se consigue con un uso intensivo de la fibra de carbono (más aún), que aparece en elementos como las estabilizadores, la cubierta del intercooler e incluso en los limpiaparabrisas (primeros en este material y son 1,4 kg más ligeros).

Gracias a todas estas mejoras, el Bugatti Chiron Sport es hasta cinco segundos más rápido que el modelo base en el circuito de Nardo. La marca también ha destacado su comportamiento incluso en las curvas a las de 200 km/h. Pero esto no saldrá barato, el Chiron Sport tiene un precio de partida de 2,65 millones de euros. La unidad que aparece en las fotos y que está siendo exhibida en el Salón de Ginebra cuesta 2,98 millones debido a su particular configuración.

Fuente: Bugatti

Galería de fotos:

Ver galeria (17 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta