Bugatti es bien conocido en la actualidad por ser el fabricante que hace superdeportivos de enorme potencia y prestaciones. Pero antes del actual Chiron y del anterior Veyron, cuando la marca no estaba bajo el paraguas del Grupo Volkswagen, ya hubo un modelo que anticipaba este tipo de vehículos. El Bugatti EB110 Super Sport fue uno de los prodigios de la década de los 90, un ejemplar muy exclusivo que va a ser subastado próximamente.

Aunque Bugatti llevaba en barbecho unos cuantos años, Romano Artioli quería devolverla a sus años de gloria y de ahí que comenzara el proyecto de hacer un superdeportivo. De esta forma se establecía Bugatti Automobili SpA en 1987 con una nueva sede en Campogalliano (Italia). Desde ese preciso momento se pusieron a trabajar en un nuevo vehículo, un proceso que se completaría en 1991 con el Bugatti EB110, que rendía homenaje al mismísimo Ettore Bugatti que habría cumplido 110 años en esa fecha.

Se trataba de un modelo que bien podía parecer un prototipo gracias a un diseño muy agresivo y radical, inspirado en las claves utilizadas por maestros como Giampalo Bendini y Marcello Gandini. El corazón del vehículo era un motor V12 de 3.5 litros que contaba con cuatro turbocompresores y cinco válvulas por cilindro. Iba ligado a un cambio manual de seis velocidades y con 560 CV se convirtió en uno de los más rápidos del mundo.

Pero en Bugatti creyeron que todavía tenía potencial y, por eso, en 1992 anunciaron la llegada del EB110 Super Sport (SS). Se trababa de una variante aún más radical que conseguía ahorrar 150 kg respecto al modelo base y que al mismo tiempo aumentaba su potencia. Superaba los 600 CV gracias a una nueva ECU, inyectores más grandes y un sistema de escape menos restrictivo. Con ello, sus prestaciones se disparaban a una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y a una velocidad máxima de 348 km/h.

Además de tener un desempeño impresionante, su exclusividad fue muy alta debido a que solamente se hicieron 139 ejemplares del EB110. Si hablamos del Bugatti EB110 Super Sport ese valor se multiplica y solo se hicieron 30 unidades. El modelo subastado se trata del chasis RCD39012, entregado por primera vez en Alemania en 1994. Esta unidad pasó también por Japón, llevaba en Suiza desde 2012 y ahora busca un nuevo dueño.

Aunque parezca una vida ajetreada, lo cierto es que solamente ha cubierto 916 kilómetros desde que salió de fábrica. Está prácticamente nuevo, pues ha sido utilizado de forma regular pero con mucho cuidado. Incluye toda la documentación original y algunos informes de pruebas en carretera. En la casa de subastas RM Sotheby’s no dice nada sobre el valor esperado, este Bugatti EB110 SS podría superar el millón de euros.

Fuente: RM Sotheby’s

Galería de fotos:

Ver galeria (31 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta