Antes era bastante habitual que cada usuario cambiase las bujías de su vehículo. Se trataba de un trámite bastante sencillo y al alcance de cualquiera aunque no se tuvieran nociones de mecánica. Con el paso del tiempo fue complicándose porque los fabricantes no ponen estos elementos al alcance y de forma accesible como antes. En todo caso, si eres de los que sigue comprando bujías por internet y cambiándolas tú mismo, tendrás que saber que en torno al 60 % podrían ser falsas.

Se trata de un descubrimiento reciente que ha hecho la Federal Chamber of Automotive Industries (FCAI) de Australia, una asociación de fabricantes que podría ser el equivalente a Anfac aquí en España. Tras analizar cientos de bujías adquiridas online en varios sitios se confirmó que ese gran porcentaje de ellas eran un fraude, falsificaciones que no tienen las mismas propiedades que tienen las originales y cuya instalación pueden suponer un riesgo para el vehículo.

A pesar de utilizar materiales de baja calidad y de tener una calidad de fabricación muy inferior, son prácticamente indistinguibles de las buenas. Como se puede comprobar en las imágenes, su estética está muy conseguida y parecen idénticas. Solamente cuando se cortan por la mitad (a la izquierda la original y a la derecha la falsa) se pueden advertir diferencias y tampoco nada exagerado. El embalaje también es una copia bastante fidedigna.

Sin embargo, cuando se montan en un coche sí que se podrá notar las diferencias, pues comenzarán los problemas. Con las bujías falsas, la ignición no se hace de la forma correcta y eso puede afectar al motor de arranque y también al consumo del vehículo. Incluso, si la bujía se sobrecalienta, podría repercutir en una falta de potencia. Si se llega al extremo de que se derriten, los daños en el motor podrían llegar a ser críticos. La FCAI ha anunciado que están trabajando para acabar con este fraude, pero mientras tanto es recomendable comprar las bujías a distribuidores oficiales.

Fuente: Carscoops

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta