Hoy nos ponemos nostálgicos al recordar a dos modelos como el Citroën AX y ZX, dos vestigios de una época de oro en la marca francesa. Aunque a día de hoy todavía sea posible ver algunas unidades por las calles, ya han pasado 20 años desde que se dejaron de vender. 1998 fue el último año de comercialización de ambos ejemplares y eso nos confirma lo mayores que nos hacemos y que, probablemente, algunos tiempos pasados fueron mejores.

Si empezamos por el Citroën AX tenemos que decir que fue un pequeño utilitario lanzado en 1986. Tenía como objetivo el sustituir al Citroën Visa y además lograr una eficiencia inédita en la época. Debido a la crisis del petróleo, los ingenieros tuvieron que afinar algunos valores como su aerodinámica (0,31 Cx), su peso (entre 640 y 695 kg) y su espacio interior (273 litros de maletero). El resultado fue un vehículo totalmente nuevo que con los años se convertiría en todo un éxito.

El AX fue un ejemplo de fiabilidad y prestaciones, respaldadas por las nuevas mecánicas de gasolina TU de cuatro cilindros. Incluso llegaron versiones deportivas por las que todavía suspiran algunos aficionados a día de hoy. Por no hablar del aperturismo logrado con su llegada a China y sus impresionantes cifras de ventas. Hablamos de más de 2,4 millones de Citroën AX producidos y casi un millón de ellos en la planta de Vigo.

Mientras el pequeño AX triunfaba, el compacto Citroën ZX no se quedaba atrás. Salía al mercado en 1991 para colocarse por debajo del icónico BX y con los mismos valores que sus compañeros de gama. Quería destacar con tecnologías como el tren trasero de “efecto autodireccional programado” que ofrecía un comportamiento dinámico destacado o la banqueta trasera abatible, novedad en la época. Tampoco podemos olvidar de aquel Citroën ZX de competición que ganó varias veces el Dakar con pilotos como Ari Vatanen o Pierre Lartigue al volante.

Fuente: Citroën

Galería de fotos:

Ver galeria (23 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta