Logo de Noticias Coches
Citroen My Ami Cargo – 4
Mario Nogales

Citroën My Ami Cargo: el pequeño eléctrico estrena versión comercial

El Citroën Ami ha sido uno de los vehículos que más ha sorprendido en los últimos tiempos. Se trata de un eléctrico de apenas 2,41 metros de largo que postula como una alternativa urbana muy interesante por su bajo precio y por poder ser conducido con una licencia AM desde los 16 años. Y estando tan pensado para las ciudades, la firma francesa ha decidido traer una nueva versión de corte comercial. El Citroën My Ami Cargo es una solución ideal para el reparto de última milla.

A pesar de las pequeñas dimensiones de su carrocería biplaza, que ya pudimos ver cuando lo probamos, este modelo recibe una serie de modificaciones importantes para mejorar el espacio interior. De hecho, en el My Ami Cargo se prescinde del asiento del pasajero y se opta por una configuración monoplaza para liberar espacio. Gracias a ello se consigue un volumen de 400 litros, similar al maletero de coches mucho más grandes, además de poder llevar una carga útil de hasta 140 kg.

Es una opción ideal para entregas de pequeños paquetes en distancias cortas por ese espacio de carga modular que queda junto al asiento del conductor, que consigue ya 260 litros de los 400 totales que anuncia. Hay una mampara de separación vertical para proteger al usuario manteniendo su visibilidad. Sobre su superficie se pueden poner hasta 40 kg y tiene el tamaño ideal para dejar documentos, además cuenta con una base plana ajustable en dos niveles, pudiéndose colocar en la misma altura que el piso trasero. El interior de la caja está compuesto por siete compartimientos de polipropileno para objetos pequeños

Este Citroën My Ami Cargo, además de para el reparto en ciudades, también podría ser interesante para los desplazamientos en grandes plantas de producción o infraestructuras de ocio y de turismo. De hecho, esos vehículos son personalizables y para flotas de más de 10 vehículos se puede escoger una decoración exclusiva con la pintura, el logotipo o el covering que se elija. También se abrirá una página de venta online única para poder adquirirlo con total comodidad con un precio de partida de 7.600 euros (descuentos no incluidos).

Lo que se mantiene en el Citroën My Ami Cargo son las bondades que ya vimos en el Ami normal. Hablamos de su motor eléctrico de 8,2 CV (6 kW), con el que puede alcanzar una velocidad máxima de 45 km/h. Emplea una batería de iones de litio de 5,5 kWh que le dota de una autonomía de 75 kilómetros, de ahí su carácter urbano. Lo bueno es que se puede recargar por completo enchufándolo a una toma doméstica en tres horas.

Galería de fotos:

  • Citroën
  • Citroën Ami
  • vehículo comercial