El diésel es el combustible más señalado. En los últimos años se han ido sucediendo las restricciones a su alrededor debido a sus emisiones contaminantes. Mientras se sigue debatiendo si el diésel tiene futuro, las autoridades alemanas ya han dado libertad a las ciudades para prohibirlo en caso de que lo consideren necesario. Así lo ha designado la VDA, el máximo tribunal administrativo de Alemania, justo después de que la Comisión Europea señalara a dicho país por haber incumplido algunos límites de contaminación.

Actualmente hay algunas ciudades como Hamburgo, Munich y Stuttgart que están por encima de esos límites para óxidos de nitrógeno (NOx) establecidos por la Unión Europea. Y precisamente Hamburgo será la primera ciudad en prohibir el diésel, aunque será de forma parcial. Será a los vehículos anteriores a la normativa Euro 6, por lo que hablamos de modelos fabricados antes del año 2014. No tan antiguos como podría parecer.

De hecho, se calcula que en Alemania hay alrededor de 15 millones de vehículos diésel y solamente 2,7 millones son los que cumplen la normativa Euro 6. Aunque la prohibición no debería ser tajante en todos los sitios, en ciudades con un mayor área urbana podría implementarse gradualmente comenzando por los vehículos Euro 4. Lo que sí hay que destacar es el carácter inmediato de las prohibiciones.

Volviendo al ejemplo de Hamburgo, ya se han instalado las señales en dos vías principales y la regulación comenzará a finales de mes. Parece que quedarán exentos los vehículos de reparto y los residentes. Lo que parece claro es que en los próximos meses iremos viendo más ciudades que prohibirán el diésel, a pesar de la petición del gobierno de hacerlo con cabeza. Un importante golpe a la industria a la que se demandan soluciones como la actualización de software de los vehículos más contaminantes.

Fuente: Reuters

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta