Logo de Noticias Coches
coche conectado – 1
Luis Blázquez

La tecnología del vehículo conectado aún inquieta a los consumidores

Si de algo podemos estar convencidos, es que los vehículos son cada vez más avanzados e inteligentes. De hecho, para algunas cosas, son capaces de tomar la mejor decisión por sí mismos y sin la ayuda de su conductor. Y es aquí donde todavía existe cierto temor hacia la automatización de nuestros medios de transporte. Y es que la expansión de la tecnología en la industria automotriz representará otro gran paso en este sentido, una nueva era para los coches y conductores.

Se espera que empresas como Apple, Xiaomi, Huawei y tal vez Google también aporten una serie de nuevas innovaciones a la experiencia digital al volante, y si bien esto es claramente una buena noticia en términos de seguridad y comodidad, también podría representar una amenaza en lo que a ciberseguridad se refiere. Una encuesta realizada recientemente por HSB (aseguradora especializada en múltiples líneas y proveedora de servicios de inspección, gestión de riesgos y tecnología de IoT) reveló lo que muchos pensamos.

Dicha encuesta dictaminó que un 37 % de los propietarios de vehículos conectados están realmente muy preocupados por la seguridad de sus vehículos, mientras que el 35 % teme que un virus o un ciberataque pueda llevar a un actor malintencionado (malware, en la jerga de informáticos) a comprometer por completo el software o el sistema operativo instalado a bordo. Porque, piénsalo, si un teléfono móvil o un ordenador portátil puede ser hackeado con relativa facilidad, ¿por qué un coche de última hornada no podría?

La mitad de los que actualmente conducen un vehículo eléctrico dijeron que creen que sus coches podrían ser pirateados cuando están conectados a una estación de recarga, ya que esto se ve como un punto de partida para un ciberataque más complejo que eventualmente conduciría a una violación más grande que brinda acceso a datos almacenados localmente. El 55 % de los encuestados afirma sincronizar sus smartphones con el coche, pero lo más preocupante es que más de la mitad de ellos no tienen idea de qué datos se almacenan en el sistema de información y entretenimiento.

Las tecnologías más comunes instaladas en los vehículos conectados incluyen Bluetooth (53 %), sistemas de navegación (42 %) y sensores de seguridad del vehículo (39 %). El 36 % de los consumidores poseía aplicaciones móvil que se conectaban a sus coches, mientras que el 24 % contaba con Wi-Fi o puntos de acceso móvil que brindaban los servicios de Internet en la carretera. Y a pesar de que la encuesta se ha centrado únicamente en clientes residentes en Estados Unidos, fácilmente son cifras replicables en el resto del globo.

Cuando se trata solo de ciberseguridad, el 46 % de los propietarios de vehículos conectados declararon que creen que un pirata informático podría acceder a su sistema de audio y, por lo tanto, ponerse en contacto con la persona detrás del volante y pedir un rescate a cambio de dejarle en paz. Y si bien esto suena aterrador, el 25 % piensa que podrían suceder cosas aún peores, como que un hacker inmovilice completamente el vehículo. Incluso un 14 % de los propietarios están preocupados por quedarse fuera del vehículo.

Y, por último, el dato más preocupante se refiere a los ataques de piratería que ocurrieron en los últimos 12 meses. Uno de cada 10 reporta un ciberataque en sus vehículo, según HSB, lo que representa un aumento del 3 % en comparación con el mismo período de 2020. “Nuestros coches están más conectados que nunca”, dijo Timothy Zeilman, vicepresidente de HSB. “Es difícil para los consumidores mantenerse al día con la tecnología en rápida evolución y se preguntan si su privacidad e información personal están protegidas”.

Fuente: Munich Re

  • coches autónomos
  • estudio
  • tecnología