Dicen que el talento es un bien incalculable más valioso que cualquier suma de dinero. El joven estudiante chino, Zhuzhen Lin, es buena prueba de ello. Con tan solo 19 años, este alumno de la escuela técnica Zhejiang Xiangshan, ha logrado construir el primer prototipo de su coche eléctrico solar, que no requiere de gasolina, ni de ningún tipo de combustible fósil.

Lo ha logrado tras invertir 15.000 yuanes, tan solo 1.800 euros, y muchas horas de esfuerzo y duro trabajo en el taller. A pesar de que a tenor de las imágenes, muchos se atrevan a juzgar al coche por su primaria apariencia, este vehículo, que puede recargarse con energía eléctrica y solar, dispone de 6 baterías de 12V y un motor de 1 kW, que le proporcionar una autonomía de 70 kilómetros, a una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora.

Zhuzhen Lin, a bordo del prototipo eléctrico

El coche automático eléctrico tiene unas dimensiones de 3,2 metros de longitud, y 1,4 metros de anchura y altura, un peso de 400 kilos y un chasis realizado en tubo de acero cuadrado soldado. Cuenta con acelerador, frenos, volante, luces de señalización, faros, espejos retrovisores, como cualquier vehículo y además incorpora 22 paneles solares fotovoltaicos colocadas en el techo, sobre el capó, en los laterales.

Según hemos podido saber, el ingenio del joven estudiante no ha pasado desapercibido en un país que tiene en el inmenso potencial de sus habitantes su mayor recurso. Algunas de las empresas tecnológicas más punteras de China, ya se han puesto en contacto con Zhuzhen Lin para hacerse cargo de los gastos universitarios a cambio de contar con su trabajo una vez finalizado los estudios.

Vía: Generatuenergía

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta