El mercado de coches clásicos ha experimentado un crecimiento vertiginoso estos últimos años. Es más, son varias las voces destacadas que incluso lo señalan como un valor refugio dada su constante revalorización.

Si nosotros no tenemos reparo en señalar a varios coches como auténticas “obras de arte”, las casas de subastas más famosas del mundo, (ahora) tampoco.

Y sin embargo, bajamos los pies a la tierra y reconocemos que es un mercado de inversión de difícil acceso económico y con el que hay que tener mucho conocimiento previo. No obstante, una vez más, es un mercado que sabiendo detectar oportunidades puede ser muy lucrativo para tus finanzas del futuro y también para disfrutar con él en el presente. Es por ello, que hoy os traemos siete clásicos que el periodista del motor británico, Tim Barnes-Clay, te invita a por lo menos “tener en mente”.

Teniendo en cuenta que la inversión media requerida para adquirir estos clásicos es inferior a 25.000 euros, es un precio muy atractivo dada la media del mercado.

Lancia Fulvia Coupe

Tim no duda dos veces en señalarlo como uno de los coches más bellos jamás producidos. Nosotros, de forma más modesta, lo reconocemos como uno de los más espectaculares de su década. Aspecto, al que hay que sumarle el hecho de ser el primer Lancia en ganar un Rally. El campeonato de 1972 más concretamente.

Que siga teniendo un “precio accesible”, es algo que se nos escapa. Su motor V4 de ángulo estrecho si bien genera una potencia que actualmente pasa bastante desapercibida, te cautivará como sólo puede hacerlo un italiano. Con mucha pasión y elegancia.

Triumph TR6

Su lanzamiento causó en el panorama del motor británico un efecto similar a un nuevo albúm de los Beatles. Todos querían hacerse con este roadster para disfrutarlo en un país donde de media llueve uno de cada tres días. Como le ocurre a su compañero italiano, no es un coche que destaque por su potencia. Su versión más veloz cuenta con 150 CV. Y sin embargo con un motor de seis cilindros en línea, cuatro velocidades y tracción trasera será una inversión directa al hedonismo. Un coche para conducir cuando realmente es lo que te apetece. God Save the Triumph.

Mazda MX-5 Mk1

Desde que se lanzase en el mercado hace ya casi treinta años, se posicionó rápidamente en el segmento de los “roadsters asequibles para el bolsillo medio”. ¿Y qué segmento es ese?, te preguntarás, uno que directamente consiguió crear el propio MX-5. Y lo que no sabemos es si la marca también sabe que ha creado un nuevo segmento dentro de la inversión en coches clásicos, la de “increíblemente baratos”. Para hacerte una idea, puedes encontrar un MX-5 de primera generación en relativo buen estado y con faros escamoteables, por menos de 4.000 euros. Y si tienes que restaurarlo, no esperes pagar más de 2.000 euros. Esto es una nueva dimensión de la palabra “ganga”.

“Nuova” Fiat 500 (1957-1975)

Hablamos de un coche icónico en la historia de la automoción italiana, y por extensión de la mundial. Fruto del esfuerzo de un pueblo que se enfrentaba a la posguerra con la ambición de resucitar una industria fuertemente afectada por los bombardeos de la guerra. El “Nuova 500” era además un punto y seguido de lo que había supuesto para Fiat el 500 Topolino. Misma simpleza con unas curvas más acentuadas que le dotan de una gran belleza y clase. Y como aquí hemos venido a hablar de dinero, su precio medio está por debajo de los 11.000 euros. Un bellissimo investimento!

Fiat 500 “Topolino” (1936-1955)

Como señala Tim, no sería ni justo ni inteligente obviar al predecesor del “Nuova” 500. El Topolino, que literalmente significa “pequeño ratón”, fue como Italia plasmó la idea del coche del pueblo. Durante sus 19 años de vida, la marca consiguió introducir 520.000 unidades en las calles del país latino. Una auténtica proeza teniendo en cuenta el desastre en las previsiones de la marca resultando en incrementos en el precio final del coche. Toda una serie de circunstancias que elevaron el estatus del Topolino a la categoría de rareza.
Rareza, que por menos de 16.000 euros puede ser tuya. Un precio muy razonable si estamos hablando de coches clásicos.

TVR Cerbera

Su nombre es una declaración de intenciones. Denominado por Cerbero, la bestia de la mitología griega con tres cabezas encargada de vigilar la entrada al reino de Hades. Es un coche que te costará encontrarlo en nuestras fronteras, pero que su pesquisa sin duda valdrá la pena. Con un motor V8, bajo una carrocería ligera y tracción trasera, cuenta además con un interior más confortable que muchos salones. Si bien ha vuelto a cotizarse al alza durante estos últimos años, todavía, y como comenta Tim se puede encontrar alguno por 25.000 euros.

Audi TT Mk1

Si no crees que todavía pueda considerarse un clásico, tenemos una dura verdad que contarte. Han pasado ya casi 20 veinte años. Cómo pasa el tiempo…
La primera generación del TT, que es la que nos interesa en este caso, no tiene gran relevancia en cuanto a prestaciones, pero su diseño puso los cimientos sobre lo que vendría después.
Algo parecido a lo que supuso históricamente para Apple el primer iPod (por cierto, si tienes uno en casa, que sepas que se están vendiendo por 20.000 dólares).

Conseguir un Audi TT de primera generación, de los coches anteriormente señalados, sería seguramente el más sencillo de encontrar. Pero cuidado, su valor caerá en picado si el TT que adquieres no tiene todos los componentes originales.

Fuente: Gentleman´s Journal

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta