En las grandes ciudades es bastante habitual la existencia de túneles que distribuyen la circulación por debajo de la superficie. Ya hemos hablado en alguna ocasión de los más largos, de los más impresionantes e incluso de uno donde queman camiones. Sin embargo, nunca nos habíamos parado a pensar en cómo se limpian los techos de los túneles. Y se trata de una tarea importante, pues en esa zona y en las paredes se van acumulando todo tipo de partículas emitidas por los tubos de escape de los coches.

En nuestro país también abundan este tipo de construcciones, de hecho en la capital tenemos la mayor red de túneles urbanos de Europa. Como habréis adivinado, hablamos de los túneles de la M-30 en Madrid, un conjunto de cuatro túneles que se unen para alcanzar una longitud total de 43 kilómetros. Se fueron inaugurando desde 2007 y tienen entre tres y seis carriles por sentido. Con esta extensión es difícil imaginar que se realice una limpieza a mano, en lugar de eso podría emplearse este método.

El vehículo que se recoge en el vídeo se trata de un camión preparado para limpiar túneles. Se le han instalado varios cepillos giratorios al más puro estilo de los lavados automáticos que acostumbramos a ver en la mayoría de áreas de servicio. Con esos brazos móviles son capaces de adaptarse a las dimensiones del túnel, llegando a prácticamente todos sus recovecos. Al parecer este modelo solo emplea agua presión, sin que haya ningún tipo de producto que pueda afectar al medio ambiente.

El del vídeo es una creación de la empresa suiza, Colas, que son expertos en todo tipo de limpieza y mantenimientos. Haciendo un poco de investigación también hemos descubierto otros camiones de limpieza de túneles que emplean diferentes técnicas, incluso algunos con su propio depósito de agua por separado (en un remolque) para limpiar el techo. No hemos podido descubrir si hay alguna empresa nacional que utilice dicha técnica para la limpieza de estas estructuras, estaremos atentos.

Fuente: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta