Posos del té, bolas de cristal tarot… hay formas muy curiosas de ver el futuro. Pero un estudio dice que hay una manera mucho más precisa para saber el destino de alguien: mirar cómo conduce.

LexisNexis y la compañía de seguros RGA Reinsurance sacaron más de 7.4 millones de registros de conductores al azar y los clasificaron en tres grupos: los individuos con historiales limpios, los conductores con violaciónes menores y las personas con violaciones graves (que eran conducir bajo los efectos del alcohol o sustancias, infracciones por exceso de velocidad, y conducción temeraria ).

Luego tomaron esos datos y los cruzaron con datos de mortalidad. Descubrieron de los 7,4 millones de conductores incluidos en el estudio, aproximadamente 73.000 habían muerto. ¿Pero había relación entre el historial de conducción y la defunción? Parece que sí: quienes tenían tienen violaciones importantes en su historial eran más propensos a haber muerto.

Pero mientras cotejaban los datos, los investigadores notaron algo extraño: las personas que habían muerto no necesariamente lo habían hecho en los vehículos. ¿Había un vínculo entre las principales infracciones y la propensión a morir de la gente? O dicho de otro modo… ¿los buenos conductores son más longevos? Si la idea se extiende, los seguros de vida podrían encarecerse para los que tienen más multas (al menos en Estados Unidos de donde son los datos). Aquí hay algunas otras conclusiones:

  • Los conductores con infracciones mayores tienen una tasa de mortalidad 70% mayor que los que no tienen tales infracciones.
  • Los conductores que tengan seis o más infracciones mayores tienen una tasa de mortalidad un 80% mayor alto.
  • Las mujeres son menos propensas que los hombres a cometer infracciones mayores, pero las que lo hacen tienen un riesgo mucho mayor de morir que sus contrapartes masculinas. Concretamente, un 100% más que los otros conductores, mientras que para los hombres, la cifra se quedó en un 61%.
  • Incluso la gente con infracciones menores muere antes. Entre dos y cinco infracciones tuvieron una tasa de mortalidad un 24% mayor. Con seis o más infracciones, la diferencia de mortalidad aumenta un 79%.
  • Cuando se comete una sola infracción importante, la tasa de mortalidad es un 51% mayor que los conductores sin ningún tipo de infracciones.

Este cruce de datos, como el que ha hecho LexisNexis y RGA, no son para construir hipótesis que expliquen estas estadísticas. Las compañías de seguros son así: observan la correlación y la utilizan para fijar las tasas de los seguros.

Tampoco hay que ser un genio para entender que los conductore con varias infracciones de conducción graves es posible que sean más propensos a tener un estilo de vida poco saludable, como ser grandes fumadores o bebedores. Con el tiempo, esas opciones puede conducir a una mayor probabilidad de muerte.

Vía: New York Times

1 COMENTARIO

  1. Vaya!!!!…….. Al final….todos moriremos…qué pena…
    Ya lo dice el “reportage”… “incluso…..”….

    😉

Deja una respuesta