Los vehículos de Volvo se han caracterizado siempre por su seguridad. Uno de los objetivos marcados por la firma sueca pasa por conseguir reducir las víctimas mortales en sus vehículos hasta que éstas sean inexistentes.

Hace unos días la compañía anunció que limitará la velocidad máxima de sus vehículos a 180 kilómetros por hora a partir del próximo año 2020. Sin duda alguna el exceso de velocidad es una de las principales causas de los accidentes mortales en carretera, por lo que la limitación de ésta supondría una importante reducción en el número de siniestros.

En su propósito de conseguir el objetivo marcado, Volvo ha presentado el Care Key, una tecnología que permite a los propietarios de sus vehículos establecer un límite de velocidad tanto para ellos mismos como para sus familiares y amigos. A partir del 2021 todos los vehículos de la compañía contarán con esta función de serie.

“El límite de velocidad que anunciamos hace unos días reflejaba esta postura y la función Care Key es otro ejemplo de ello. A muchas personas les gusta compartir su vehículo con familiares y amigos, pero quieren asegurarse de que no corran peligro en la carretera. La función Care Key es una buena solución que además les aporta tranquilidad” señala Håkan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo Cars.

Tanto la nueva función Care Key como la limitación de la velocidad máxima a 180 Km/h no solo supondrán una importante reducción en el número de víctimas de accidentes sino que también aportarán ventajas económicas a los propietarios de un vehículo Volvo. Y es que la entidad está invitando a las compañías de seguros a ofrecer pólizas especiales y ventajosas a los usuarios de Volvo que utilicen estas prestaciones de seguridad.

«Si podemos alentar y favorecer un mejor comportamiento mediante tecnologías que ayudan al conductor a mantenerse alejado de los problemas, es lógico que esto se refleje positivamente en la prima del seguro» señaló el propio Samuelsson.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta