Malas noticias que llegan desde los concesionarios. Según asegura un informe elaborado por la consultora Snap On para Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor), la rentabilidad media de las concesiones en 2019 será del 1,2%. La bajada respecto al pasado año (2018 cerró cón un 1,7% de rentabilidad) cae medio punto y sitúa a 2019 como el peor ejercicio de los últimos cinco.

¿Cuáles son las causas de ese descenso? Pues sin duda, la venta de vehículos, que ha supuesto un 52% de la rentabilidad, cuatro puntos menos que en 2018. Ahora el margen de beneficio bruto se ha reducido un 6,1%.

Por otra parte, crecen en importancia los servicios postventa. El 48% de la rentabilidad de las concesiones ya recae en ellos. Son los recambios los que suben mayoritariamente, proporcionando el 36% del resultado del cocncesionario. Las reparaciones de mecánica y carrocería ya no resultan tan importantes, el taller se queda en el 12% del negocio del concesionario, como hace un año.

De estas cifras sacamos un par de conclusiones:

  • La caída de ventas de coches nuevos a particulares (9,2% hasta el mes de noviembre), que aportaban rentabilidad a las concesiones ya no son tan importantes. Además, los concesionarios indican que han debido hacer frente a enormes inversiones en digitalización.
  • Uno podría pensar que un parque móvil envejecido implicaría un mayor paso de los coches por el taller. Falso: cuanto más antiguo es el coche, menos se invierte en él.

El presidente de Ganvam, Raul Palacios, ha insistido más o menos en lo que siempre reclama el sector: “Hace falta una estrategia clara y bien fundamentada por parte de la Administración en relación a la automoción y la movilidad. El usuario ahora mismo no sabe qué comprar y eso pasa factura a las redes de distribución en un momento en el que, además, tenemos que acometer inversiones para adaptarnos a un nuevo contexto marcado por la digitalización”.

Los distribuidores quieren un Gobierno estable (como cualquier sector de la economía) y una hoja de ruta que establezca objetivos a medio plazo. Solamente así podrán recuperarse las ventas. Y es que no dejan de caer porcentualmente. Si en 2018 era el 85% de los ingresos, ahora son el 84%. El punto de caida lo han absorvido los servicios posventa.

Fuente: Ganvam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta